El Centro de Arte Botín y el futuro de Santander

Paco Torre Soberón
| 06.07.2012

La oligarquía "botinera", aumenta su patrimonio antisocial, con proyectos como este, situado en la mismísima bahía de Santander -"casi na", sin importarle la vulneración de la legalidad, desconociendo la ética personal respetuosa, absorbida por el anonimato mercantilista, erosionando la moral social, haciendo tabla rasa de esto y mucho más. En puridad, no puede existir legitimidad para su realización. Por ello, aún cabe la posibilidad -aunque remota- de que la denuncia de DEBA, presentada por ARCA, Ecologistas en Acción, DRY, Malestar y varias asociaciaciones más, pudieran paralizarle.

 

Para el común de la ciudadanía acrítica -profundamente manipulada-, ¿desearé lo peor para Santander?, debe saber que existe otro concepto urbanístico más social y económicamente propicio para un desarrollo autóctono más equilibrado, que permita mejorar la calidad de vida, sin dilapidar impunemente el patrimonio público. Algunas consideraciones: Será un centro de arte privado, con proyección mercantilista. Por supuesto, "marca de la casa", no se concibe otro perfil. Espera atraer a 200.000 personas al año, augurando un macronegocio.

Para conseguirle, se fundamenta en la "primera piedra" de expropiación gratuita, de un espacio público, en el sitio más valorado de Santander, intentando justificarlo con el supuesto beneficio para la ciudad. Si el arte no satisficiese las expectativas económicas (supongo) se reconvertiría para otras actividades. Porque abunda otro arte, el del latrocinio, como el efectuado por la banca, que arruinó a los sectores sociales más vulnerables, con el agravante de haber sido facultada para crear dinero y ahora, piden el rescate. Pero dada la insolvencia económica y corrupta moral social, la inquisidora alemana no se fía. Si bien, después del espectáculo bufo protagonizado por Rajoy y el italiano Monti, acordaron su rescate directo en atención a los recortes de Rajoy, exigidos por la estrategia ultraliberal.

Por otro lado, la alta ingeniería "suciopolítica" europea, antidemocrática, aprovechando cínicamente, la distancia, el poder de manipulación y engaño, asesorada por el usurpador patrimonial de los pueblos, el FMI, que arruina todo lo que toca: Argentina, Grecia, Italia... y la prima de riesgo, como la espada de Damocles, "acojonante" coartando la libertad ciudadana con el síndrome del neoesclavismo.

Y ¡"a seguir tragando"!, ¡ya está bien de primadas!; hasta que algún día se supere este maleficio y se consiga que la banca sea pública y de cooperativas no lucrativas. ¿Cómo reducir el lastre del paro, si el año pasado los bancos y las cajas despidieron a 14.367 personas empleadas?. ¿Qué decir del cuestionado centro, con su obstrucción visual al incomparable valor paisajístico de la maravillosa bahía, valorada entre las cinco más importantes del mundo y la única que da al Sur?.

Dicho proyecto, es cierto que favorecerá al gremio hostelero y en menor medida al del comercio, porque quedan muy pocos establecimientos endógenos, habiéndoles adquirido las grandes corporaciones y el convenio chino. Con esta cruda realidad el futuro será ruinoso, porque dada la desestructuración -en aumento- del tejido social, se dificultará el desarrollo equilibrado autóctono, de economía social productiva, interrelacionando ecológica y participativamente los sectores: primario, secundario y terciario, para potenciar la soberanía alimentaria y de  autosostenimiento en el ámbito de los tres sectores. Si esta política alternativa, no se considerase, entraremos en una sociedad inhóspita, con planes expoliadores del poco patrimonio público que queda, y la superexplotación humana, reduciendo el trabajo -casi sólo- para "camaretas", abundando la precariedad, generadora de hambre, miseria, depresión, conflictos de extorsión social, inseguridad,o emigración, etc.

Cuando los pueblos sufren el acoso de las perversas desigualdades, algún día cambiarán las tornas. ¿Cómo tolerar que la economía, base de todo desarrollo equilibrado y humano,
esté controlada por una banda de indecentes mangutas?. ¿Cómo regenerar la política gubernamental?. Esperemos que los movimientos sociales y políticos se incentiven ante la deprimente situación motivada por el desconcertante y humillante neocolonialismo. Cuando el capitalismo se agota, porque las fuentes productivas del sector secundario no dan másde sí, y la tecnología, "come" los puestos de trabajo dignos, la oligarquía se lanza a tumba abierta, con urgente agresividad, con este tipo de proyectos, buscando con insaciable avaricia, "romper el saco" del negocio fácil del turismo. Sin querer enterarse del grave riesgo, por su total dependencia del exterior, siendo además, el más contaminante por el transporte, afectando fuertemente a la salud
humana, al medio ambiente y a la atmósfera. Debiendo ser compensado su deterioro, Pero la corrupción nos sitúa, al borde del inevitable caos.

Cantabria, 3 de julio. {jcomments on}

Territorio: