El Racing, que sigue sin cobrar, ofrece una pobre imagen y vuelve a complicarse

Redacción
| 19.04.2011

depor_racing_golTras un comienzo de partido aburrido e igualado en Riazor, el Racing encajó un gol en el tiempo añadido del primer tiempo, obra del franco-tunecino Lassad, que supuso un mazazo psicológico para el conjunto cántabro. Poco después de saltar de nuevo al campo, en el minuto 49, el Depor volvió a sorprender a la zaga racinguista en un balón aéreo, dejando el partido muy cuesta arriba para los de Marcelino. Derrota final que acerca al Racing a la zona de descenso y que desconcierta a una afición que se prometía un final liguero plácido y tranquilo. En lo económico, 'Mister Alí' vuelve a incumplir su palabra y los jugadores continúan sin cobrar.

Quizás con la lección aprendida del enfrentamiento ante el Levante, el Racing salió durante los primeros minutos del partido decidido a controlar la pelota. Lo logró, pero sin que ello se tradujera en claras ocasiones de gol, únicamente tímidos y desviados intentos de Munitis y Ariel, y un disparo de Cisma con algo más de intención. Con esa inoperancia y falta de intensidad de ambos equipos, el partido comenzó a tornarse más lento y falto de ritmo, circunstancia propicia para que el veterano Valerón explotara sus virtudes sin desgastarse físicamente.

Precisamente el canario fue quien habilitó a Manuel Pablo en una internada por la banda derecha para que éste colocara un centro medido a la cabeza de Lassad, que sin oposición alguna de los centrales verdiblancos remató al interior de la portería de Toño. Era el descuento de la primera mitad y el Racing se marchaba a los vestuarios perdiendo en un partido que hasta el momento era de 0-0.

Tras la charla de los entrenadores en el descanso, cabía esperar un Racing enrabietado y más combativo que además contaba con la entrada de Giovani en el campo sustituyendo a un poco inspirado Ariel. Pero a los tres minutos de la reanudación, llegó el segundo tanto de los gallegos. De nuevo un centro desde la banda para que Xisco, ex-jugador del Racing, cabeceara al fondo de la portería haciendo inútil la estirada de Toño, quien a pesar de tocar el balón no pudo evitar que el gol subiera al marcador.

2-0 y toda una segunda parte para remar contracorriente, pero el Racing no dio la sensación de poder lograrlo. Sólo hubo una buena noticia en todo este caos, que fue la entrada del canterano de 18 años Julián Luque. Precisamente el chaval  fue quien mejores sensaciones dejó en los minutos que estuvo sobre el terreno de juego, y tuvo la mejor ocasión del partido en el minuto 66, al controlar un excelente pase picado de Lacen que le dejó sólo frente a Aranzubía, que aguantó bien y despejó el tiro raso del jovencísimo jugador de Torlavega.

Después de esta clarísima ocasión que hubiera permitido meterse en el partido, el Racing volvió a dispersarse, hasta una nueva acción de Luque por la banda, en la que dio muestras de desborde y velocidad. El partido culminó con una falta peligrosa a favor del conjunto cántabro que Henrique se encargó de sacar del estadio con un chut más propio del rugby. El partido terminó con los “olés” del público y las ovaciones de la grada a Valerón y a Xisco.

Parece que poco a poco el "efecto Marcelino y Míster Alí" se va diluyendo y son varios partidos preocupantes los que el Racing está ofreciendo a sus seguidores, especialmente en cuanto a velocidad en el juego, rigor defensivo y despliegue físico. Cuando la permanencia parecía asegurada, tras la ajustada victoria frente al Espanyol, los santanderinos encadenan dos derrotas consecutivas ante rivales directos en la lucha por escapar del abismo de la Segunda División. Con esta victoria, el Deportivo de la Coruña se coloca por encima del Racing en la clasificación.

'Mister Alí' incumple su palabra otra vez y la plantilla emite un comunicado sobre los impagos

Alí Syed ha vuelto a incumplir su palabra y sigue levantando sospechas, al asegurar en repetidas ocasiones a la cara de los jugadores que había realizado el pago de los atrasos que el Racing mantiene con ellos, siendo falso. Los once futbolistas de la plantilla afectados por los retrasos de la temporada pasada tomaron ayer la palabra y tras encerrase por espacio de hora y media en los vestuarios, el capitán Munitis, secundado por los diez jugadores restantes, repartió a las 21:10 horas un comunicado a los medios, donde exponían su versión de los hechos.

En el texto, de nueve puntos, detallan paso a paso los diferentes acuerdos que los jugadores cerraron con el club, todos ellos incumplidos, unos por falta de liquidez previos a la llegada de Alí, y otros alcanzados con el indio desde el 7 de marzo. Hasta en cuatro ocasiones Alí ha mentido a los jugadores, que quieren dejar claro que su interés hoy en día sólo está en lograr la permanencia, como aseguran en el escrito: "Esta plantilla siempre ha dado prioridad a lo deportivo y así seguirá hasta final de temporada, quedando aparcado el asunto económico hasta conseguir la permanencia. Solicitando la plantilla una vez más el apoyo de la afición para el tramo final de Liga".