Dos goles a balón parado permiten que al Racing le salgan las cuentas

Redacción
| 04.04.2011

gol_gio_espaolEl Racing ha tomado el fortín del Espanyol por dos goles a uno, obra de Colsa y Giovani, que suponen el penúltimo paso para sentenciar matemáticamente su permanencia en 1ª División un año más. El cántabro Manolo Preciado dirige al Sporting a una victoria que enmudeció el Bernabéu, con su banquillo incluido.

El partido del Racing comenzó con mejor disposición del Espanyol sobre el campo, que sin demasiados alardes llegaba con facilidad a la portería de Toño. La referencia perica en ataque era el recuperado Osvaldo, máximo goleador del equipo incluso después de una larga ausencia por lesión. La presencia ofensiva del equipo cántabro brilló por su ausencia durante todo el primer tiempo, limitándose a esperar ordenadamente al rival .

En el minuto 36 llegó la jugada absurda del partido, al meter Cisma la mano para interceptar un pase desde la banda dirigido a Callejón, que había ganado la espalda al lateral racinguista. El árbitro pitó penalti y mostró tarjeta amarilla al andaluz. Dani Osvaldo fue el encargado de lanzar y marcar, engañando a Toño con un tiro raso, ajustado al palo izquierdo. Sin más mérito que un mayor porcentaje de posesión, el conjunto catalán obtenía el premio del gol.

La relajación exhibida por el conjunto cántabro se asemejaba más a la reflejada en la época de Portugal que a la demostrada desde la llegada de Marcelino. Una de las principales diferencias de este equipo con el anterior es que ahora no se salen del partido tan fácilmente, sino que aún sin hacer grandes méritos, se mantienen en el partido y son capaces de luchar por los puntos.

Así, la actitud de ambos conjuntos fue muy distinta tras el descanso. El Racing mostró otra cara, más dinámica e incisiva. A los 5 minutos del segundo tiempo llegó el gol de Colsa. El de Ramales aprovechó una serie de errores y rechaces tras el lanzamiento de un córner, para bajar con el pecho el balón dentro del área y fusilar, de forma brillante, a Kameni.

Tras el gol, el Racing mantuvo una mayor presión y ambición pero el equipo catalán volvió a hacerse con el dominio del partido con Osvaldo, y sobretodo Callejón, como los hombres que en mayores problemas pusieron a la zaga verdiblanca, en la que los laterales no estuvieron nada finos.

Un gran disparo de Javi Márquez que obligó a Toño a lucirse y un buen pase en profundidad de Pedro Munitis a Giovani que terminó con un forzado disparo, fueron de lo poco destacable en los minutos que siguieron al gol del empate. Justo cuando mejor empezaba a jugar el Espanyol, llegó el segundo tanto del Racing. Otra vez una jugada nacida de un saque de esquina, con un rechace de Torrejón con la pierna que Giovani remata de cabeza dentro del área pequeña, haciendo inútil, una vez más, la estirada de Kameni. Corría el minuto 75.

El entrenador españolista, Mauricio Pochettino, dio entrada entonces a Iván Alonso y Álvaro Vázquez en detrimento de Luis García y Verdú, con lo que optaba por la vía directa al colocar a tres delanteros, perdiendo capacidad de creación entre líneas. En el Racing Marcelino ya había movido el banquillo antes del gol de Gio, metiendo a Kennedy y Rosenberg por Adrián e Iván Bolado. Ya viéndose por delante en el marcador, sustituyó a Gio por Diop para dar más consistencia defensiva al equipo.

El previsible ataque a la desesperada del Espanyol no tuvo lugar, dando serias muestras de cansancio y de impotencia, justo las señas que están marcando la dirección del conjunto de Pochettino durante la segunda vuelta, lo que les complica sus opciones de clasificarse para competiciones europeas, cuando aún ahora ocupan la última plaza que da acceso a disputar la Europa League, a espera de lo que haga el Athletic de Bilbao en su partido contra el Almería.

Triunfo final del Racing, que con esta victoria en Cornellá-El Prat encadena dos consecutivas, sumando 36 puntos que le colocan 7 por encima del descenso, marcado por el Hércules. La tradicional “línea roja” estimada para la salvación está en los 42 puntos, pero al no haber equipos descolgados definitivamente, lo más probable es que la salvación precise menos puntos. Como ejemplo recordar el agónico final de Liga del año pasado, donde el Racing se plantó en el último partido frente al Sporting de Manolo Preciado, con los mismos 36 puntos que tiene ahora.

Manolo Preciado perdona, pero Mourinho tardará en olvidar la victoria sportinguista

El técnico astillerense llevó a un épico Sporting de Gijón a vencer al Real Madrid por 0-1 (Miguel de las Cuevas), lo que aleja al Real Madrid de la lucha por el campeonato liguero. Se había hablado mucho a lo largo de la semana del enfrentamiento entre Mourinho y el técnico cántabro, que finalmente habló sobre el campo, rompiendo el récord de imbatibilidad de más de nueve años en casa del mediático entrenador portugués.

Territorio: