La Plataforma DEBA contesta la "criminalización" de De la Serna

Adrián G.G. Redacción
| 12.06.2012

Mayo2012-maqueta2La Plataforma en Defensa de la Bahía (DEBA) ha contestado en un comunicado a las declaraciones y acusaciones que el alcalde de Santander, Iñigo De la Serna, profirió el pasado lunes 4 de junio al conocer el recurso que dicho colectivo había presentado a los tribunales ante la futura colocación del Centro de Arte Botín. La Plataforma DEBA ha recordado a De la Serna que es alcalde de todos, incluso de aquellos que no comparten “sus discutibles valoraciones sobre la ubicación del Centro de Arte Botín” y que debe buscar un consenso escuchando a los vecinos en lugar de “criminalizar” a quienes no comparten “sus puntos de vista”.

 

De la Serna acusó a los miembros de la Plataforma DEBA de ser “perfectamente conscientes del grave daño público y social que se produciría” si no se inician las obras del Centro Botín en las próximas semanas, dando por hecho que esto “supondría un gran daño, quizá irreparable, a Cantabria y a Santander”. Ha asegurado, así mismo, que “eso lo conocen y es lo que persiguen quienes están tratando, a toda costa, que no se pueda llevar a cabo la actuación.

Este agresivo ataque del alcalde de Santander, afirma DEBA, es sorprendente, ya que ellos simplemente pretenden “ejercer legítimamente” su derecho a oponerse “a una decisión de la Administración” que entienden que es contraria a la Ley. Recalcan que el “comunicado-rabieta” de De la Serna carece de “argumentación jurídica” y que “da por hecho” que la actuación judicial retrasará el proyecto, poniendo de manifiesto que “es consciente de la ilegalidad de lo actuado”.

“Con este proyecto nos estamos jugando el futuro de la ciudad y el de muchas familias”. Así justificó Iñigo De la Serna la contundencia de sus declaraciones sobre los miembros de la Plataforma DEBA, aludiendo a la creación de puestos de trabajo y a la generación de “mayor espacio de convivencia, disfrute y esparcimiento del centro de la ciudad, eliminando el tráfico y abriendo así la ciudad aún más al mar”. A esto último, el comunicado de DEBA responde con firmeza afirmando que “es el colmo de la falsedad” decir que “instalar en un muelle entre la bahía y los jardines del paseo de Pereda dos edificios de 22 metros de altura y hasta 80 de fachada suponga abrir la ciudad aún más al mar”.

“Imposición caciquil”

Los miembros de DEBA, que no defienden la desaparición del proyecto Centro de Arte Botín, sino su cambio de lugar, comentan que “sería inaceptable” y antidemocrático que su ubicación “hubiera estado decidida definitivamente desde antes de hacerse público el proyecto”. Siguiendo este razonamiento, la plataforma ha repetido que cambiando de lugar el proyecto, se “evitaría el perjuicio patrimonial que supone sacrificar un muelle de casi trescientos metros en perfecto estado de uso y el castigo paisajístico que supondría instalar este muro entre la ciudad y la bahía. 

Además, aseguran que la afirmación del Ayuntamiento de Santander de que el proyecto solo puede ejecutarse en el muelle de Albareda, siendo imposible “disociar ambas cosas” es totalmente falsa, pues ya se ha cambiado una vez la ubicación del futuro Centro Botín.

Para finalizar el comunicado, la Plataforma DEBA niega estar en contra del proyecto, ni estar creando mala imagen del mismo, y que es el propio Iñigo De la Serna, con su “actuación autoritaria, rígida y escasamente democrática” el que está consiguiendo que “gran parte de la ciudadanía perciba como una imposición caciquil” la construcción del centro cultural financiado por la Fundación Botín.

Territorio: