CastroVerde denuncia el procedimiento de concesión de las subvenciones culturales y deportivas

Redacción.
| 09.09.2012

ayto_castruCastroVerde considera que los baremos utilizados “o no se aplican, o utilizan criterios totalmente subjetivos” y aboga por la equidad en el reparto del dinero público.

La formación política castreña ha criticado el procedimiento seguido este año para conceder las subvenciones municipales destinadas a actividades culturales y deportivas desarrolladas por asociaciones, clubes y otros colectivos, ya que los criterios aplicados son “insuficientes o subjetivos, cuando no ambas cosas”. “En vez de revisar y mejorar los baremos, el equipo de gobierno sigue una línea continuista y toma el relevo de una forma de actuar en la que, al final, priman más las opiniones personales de determinados concejales que la aplicación de referencias objetivas”, explican desde la formación.

 

Las convocatorias ordinaria y extraordinaria de las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro que realicen actividades culturales, cuya resolución se ha dado a conocer esta semana, otorga un total de 25.000 euros a trece asociaciones y agrupaciones castreñas. La cantidad se ha recortado en un 20 por ciento respecto a la de 2011 –que era de 31.500 euros-, repartiendo cifras que oscilan entre los 200 y los 3.350 euros.

Para concretar la concesión, la convocatoria fija tres criterios de adjudicación: la relevancia cultural de la actividad, valorada en función de su calidad ya acreditada o del rigor y seriedad del proyecto (hasta 250 puntos); el interés general de la actividad, valorado en función de la inexistencia o escasez de otras actividades análogas en la ciudad (hasta 250 puntos); y la promoción de la actividad cultural extensiva a las pedanías (hasta 100 puntos).

Estos baremos son aplicados por la concejala de Educación y Cultura conforme a su propio criterio y no interviene ningún técnico o experto, explican desde CastroVerde. “Pero es que, además, no hay una correspondencia o equivalencia entre los puntos asignados a cada asociación y la cantidad de dinero otorgada. La responsable del área utiliza el baremo, según ella misma confirmó en la Comisión Informativa ante las preguntas de la oposición, para establecer un mínimo de puntos para acceder a las ayudas, y a partir de ahí el reparto del dinero se realiza conforme a sus valoraciones personales”.

Respecto a las subvenciones deportivas, el partido ya criticó en su día la subjetividad del baremo utilizado para concederlas, ya que este aplica criterios generales como el interés turístico de las actividades, con el que se otorgan hasta 500 puntos, o el interés social, “sin especificar qué se considera como tal”.

La formación ecologista se muestra en contra de estas prácticas y aboga por un sistema “lo más objetivo, aséptico y técnico posible”. “Las convocatorias de subvenciones deben revisarse para establecer un baremo objetivo y detallado que deje poco espacio a la subjetividad, y la valoración no debería recaer en una sola persona, además de que debería ser realizada por profesionales con experiencia y conocimientos técnicos suficientes”.

CastroVerde no ha tenido acceso a los proyectos culturales y deportivos presentados por los solicitantes, de modo que “no entramos a valorar si merecen o no la subvención; pero lo que está claro es que el procedimiento utilizado es muy mejorable, y esperamos que esto se corrija de cara a futuras convocatorias”. Para ello, la formación propone la elaboración de una ordenanza que regule el tema, siguiendo el modelo de ciudades que ya cuentan con este instrumento, como Vitoria, Zaragoza, Getafe o, también en Cantabria, Cabezón de la Sal.

Territorio: