El “banco malo” tiene más de 100 viviendas vacías en Torrelavega, según un informe del Ayuntamiento

María Rado
| 28.03.2014

Según informó el pasado martes el concejal de Urbanismo y Vivienda del municipio, José Otto Oyarbide, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) posee 105 viviendas vacías en Torrelavega razón por la cual el edil y la alcaldesa, Lidia Ruiz Salmón, van a solicitar una reunión con el organismo “para conseguir que estos inmuebles puedan utilizarse para alquileres sociales”.

El pasado día 8, el Ayuntamiento de Torrelavega anunció que iba a solicitar al Gobierno de Cantabria información sobre un posible acuerdo con la Sareb para que las viviendas propiedad del banco malo fuesen cedidas en régimen de alquiler asequible, tal y como había anunciado en octubre del pasado año la entidad de gestión. Como paso previo a un posible acuerdo, el Ayuntamiento de Torrelavega decidió comenzar a cuantificar los activos propiedad de La Sareb.

De esos 105 inmuebles cuantificados, 78 se encuentran en Ganzo, 16 en Tanos y en torno a 10 en la Inmobiliaria. Según informa Europa Press, las 78 viviendas de Ganzo forman parte de una promoción que no se vendió y que actualmente no goza de licencia de primera ocupación, por lo tanto “no paga el IBI al Ayuntamiento” cuyas arcas han dejado de ingresar 50.000€. El edil ha afirmado que “el ayuntamiento agilizará la subsanación de la urbanización de la promoción, para finalizar este trámite paralizado por el PP”. En la comparecencia del Oyarbide no faltaron los reproches al anterior ejecutivo municipal, a quien acusó de “no haber hecho nada” en materia de vivienda.

Con este censo de viviendas y con la reunión que se va a solicitar a la Sareb, el Ayuntamiento de Torrelavega quiere que el banco malo "cumpla su compromiso de poner, si no todas, una parte de estas viviendas vacías a disposición de las Comunidades Autónomas y éstas a su vez de los Ayuntamientos, para que sean utilizadas como alquileres sociales".  "Nos parece un despropósito que mientras hay gente que ha perdido su casa por culpa de la crisis, haya viviendas vacías y desocupadas, que en estos momentos no sirven para nada. Creemos que el mejor uso que pueden tener es el del alquiler social en esta situación de emergencia social ante el problema de la vivienda", aseveró Oyarbide.

Territorio: