Afectados por Preferentes de Castru permanecerán acampados para seguir informando de la estafa

Diegu S. G. Redacción.
| 16.09.2013

Tras 15 días acampados, los afectados por las Participaciones Preferentes de Liberbank en Castru han decidido en asamblea permanecer acampados "de forma indefinida" frente a la oficina principal de Caja Cantabria de la localidad, respaldados "por la gran respuesta vecinal con un goteo incesante de firmas que se cuentan por miles", para seguir informando "24 horas al día" de la "estafa" de la que han sido víctimas.

Así lo han acordado en una asamblea celebrada el domingo por la tarde, jornada en la que estaba previsto que finalizara la acampada iniciada el pasado día 2. Sin embargo, los preferentistas castreños han apostado por continuar con esta iniciativa, con el objetivo de dar a conocer el problema que padecen y, también, dañar la imagen de Caja Cantabria-Liberbank, por “robar” sus ahorros y no dar después una solución que permita recuperarlos.

De este modo, ni la lluvia de este fin de semana ni el cansancio acumulado han supuesto un "obstáculo" para que los miembros de la Plataforma castreña decidieran. por unanimidad, prorrogar esta acción para exigir la devolución "íntegra e inmediata de todo el dinero estafado", animados por el apoyo vecinal y las miles de firmas recogidas en solidaridad con los afectados. La Plataforma de Afectados por las Preferentes de Cantabria, en una nota de prensa emitida, ha felicitado a los integrantes de la agrupación castreña, a los que “no falta la fuerza ni el arrojo para ser un ejemplo para todos los afectados”. Por ello, desde el colectivo autonómico les expresan su apoyo y piden el respaldo de otros grupos.

Las 24 horas del día informando y protestando

Esta nueva protesta se desarrolla “en horario de mañana, tarde y noche” en la sucursal de Caja Cantabria de la calle Juan de la Cosa de Castru, y en la misma participan cerca de medio centenar de afectados, desde personas mayores a niños pequeños, pasando por familias enteras, que se van relevando a lo largo del día. A lo largo del día pasan por el "camping de las Preferentes" más de 40 personas, mientras que unas diez se quedan por la noche a dormir en las tiendas, “en la calle, como desahuciados”, para simbolizar cómo les ha dejado la antigua Caja de Ahorros, integrada ahora junto a Cajastur, Caja Castilla-La Mancha y Caja Extremadura en el banco privado Liberbank.

La acampada es “un paso más” en la “lucha” de los afectados castreños, pero “no el último”, puesto que habrá “más y más fuertes” protestas. “No nos vamos a rendir”, advierte César Méndez, portavoz de la Plataforma de 'Vecinos de Castro Urdiales Afectados por las Preferentes', quienes han desplegado pancartas, carteles, y hasta un tendal con letreros alusivos a la estafa y reclamando su dinero frente a la entidad.

Agradecen el apoyo vecinal

Durante el día, los participantes en la acampada recogen firmas de apoyo y "matan el tiempo" cantando canciones sobre la "estafa" de las Preferentes, coreando eslóganes, leyendo el periódico o jugando a las cartas. También charlan con otros afectados, vecinos y dueños de negocios, comercios y locales de hostelería de la zona, que les expresan su apoyo y solidaridad.

De hecho, los afectados castreños se enorgullecen de que “se han volcado” con ellos, trayéndoles “todo lo que nos ha hecho falta", desde mesas y sillas hasta bocadillos y bebidas. También han recibido estos días la visita de otros preferentistas cántabros, llegados de Sanander, Los Corrales, la Vega' Pas o Galizanu, así como de colectivos locales afectados por la hipoteca o el paro. “Esto es un robo, lo dice todo el mundo”, apuntan.

Incluso se han solidarizado con su causa el alcalde y los turistas que pasan el verano y los fines de semana en la localidad. Así, el regidor Iván González (PP), a pesar de que su partido, como el PSOE, PRC, CCOO, UGT o la CEOE, formaban parte del Consejo de Caja Cantabria cuando se produjeron la mayor parte de las estafas, valora que están “luchando por sus derechos”, por “recuperar el dinero ahorrado durante tantos años”, haciendo para ello “un gran sacrificio personal”. "Saben que les apoyamos desde el Ayuntamiento”, ha trasladado González a los afectados.

Pero sobre todo, vecinos y trabajadores de la zona de la acampada coinciden en que los afectados por las Preferentes están “reclamando lo que es suyo”, porque les han “robado y estafado”, de modo que les desean “que recuperen su dinero”. “No hay derecho a que lleves toda la vida ahorrado un dinero para la vejez y luego no lo tengas”, se quejan algunos peatones, que animan al conjunto de la sociedad a que tome ejemplo de la iniciativa de los preferentistas castreños y se unan para llevar a cabo acciones similares en el resto del país en defensa de otras causas igualmente “justas”.

Otros viandantes ven en las Preferentes “un robo sin pistola” y “un crimen con letras mayúsculas”, como han expresado a los acampados, a los que también han indicado que la única solución posible es la devolución íntegra e inmediata del dinero "y punto".

Además de esta acampada, los afectados de Castro Urdiales se concentran todos los martes y jueves ante Caja Cantabria y Bankia, donde realizan pitadas y llevan a cabo iniciativas como la del céntimo solidario, que consiste en "ingresar distintas cantidades de dinero a ONGs".