El Gobierno insiste en el Puerto Deportivo pese a la oposición del Ayuntamiento y la sociedad castreña

Redacción.
| 12.03.2012

rompeolas_castru_castro_urdialesLa 'Plataforma para Salvar la Bahía de Castro Urdiales' ha informado en el día de ayer a través de un comunicado de que el Gobierno de Cantabria ha modificado el convenio que mantiene con la empresa pública Gesvican relativo a las obras del puerto de Castru, y lo ha hecho de forma contraria a la voluntad de la sociedad castreña y el propio ayuntamiento, también del PP: abandonando la reparación del rompeolas y persistiendo en la reparación del Puerto Deportivo.

Rodríguez Argüeso (PP) considera "inviable" reparar el Rompeolas y viable construir el Puerto Deportivo

El pasado 1 de marzo, la entidad empresarial Puertos de Cantabria publicó una modificación del actual convenio que mantiene con la empresa pública GESVICAN que actualmente está llevando a cabo las gestión integral del Aparcamiento Subterráneo de Amestoy. Esta modificación, aparentemente intrascendente, desvela en opinión de la Plataforma para Salvar la Bahía de Castro Urdiales "una declaración de principios" por parte Rodríguez Argüeso, nuevo Consejero de Obras Públicas, y a la sazón, presidente de Puertos de Cantabria, que "nos desconcierta y nos preocupa", señalan. La modificación consiste en eliminar del convenio con Gesvican la cláusula por la que esta empresa se obligaba a la ejecución de las obras de refuerzo y acondicionamiento del "dique norte" del puerto de Castru, es decir, del Rompeolas, justificando tal medida en la "inviabilidad de financiar tales obras con cargo a este convenio". Sin embargo, sigue manteniéndose, y por lo tanto, sí se considera viable, el objetivo de financiar y ejecutar las obras e instalaciones del proyecto de “ordenación de la dársena y frente marítimo”, es decir, del Puerto Deportivo.

Para que todo el mundo lo entienda, exponen desde la plataforma, "con el dinero que se obtenga de la gestión del parking y de la venta de sus parcelas, el Gobierno de Cantabria pretende construir el puerto deportivo, y al mismo tiempo prescinde a corto y medio plazo de la reparación del rompeolas".

La decisión, contraria a "la voluntad de la mayoría de los castreños" y a los acuerdos del propio Ayuntamiento de Castro (con alcaldía del PP)

En el pleno del Ayuntamiento de 7 de noviembre de 2011, la corporación castreña aprobó casi por unanimidad (con la  abstención del PRC) dirigirse al Gobierno de Cantabria solicitando la reparación con carácter de urgencia del Rompeolas, y la realización de un 'Plan Especial para la Ordenación de los Usos de la Bahía'. La considera que la respuesta dada por el Gobierno autonómico con este acuerdo implica "un desprecio al Ayuntamiento y la voluntad de la mayoría de los castreños".

"Nos queda esperar que desde el equipo de gobierno municipal, en rara sintonía con sus compañeros gobernantes en Cantabria, pida explicaciones al consejero de Obras Públicas y cumpla con la obligación de sacar adelante los acuerdos del pleno", señalan, para reparar este "desliz" que "deja al PP local en evidencia" en cuanto a su influencia y control sobre unos asuntos que, "aunque son competencia de la Comunidad cántabra, interesan mucho a todos los castreños".

Bahia_faro_castruResulta especialmente "grotesco" por la crisis y el ejemplo del Puerto Deportivo de Laredu

Tras el "rotundo fracaso" del proyecto iniciado por el anterior consejero, y en los tiempos de crisis que nos acechan, resulta "grotesco" que el Gobierno de Cantabria "se empeñe" en mantener la construcción del puerto deportivo como un objetivo en el que gastar los recursos de todos los cántabros, y al mismo tiempo "olvide el anhelo de la sociedad para que se arregle el rompeolas", protesta Juantxu Bazán, portavoz de la Plataforma. Además recuerda que la vecina villa de Laredu "soporta un puerto deportivo sin uso e inviable, auténtico monumento a la grandilocuencia y a la estupidez" que ha costado 90 millones de euros, de los que la mitad han sido costeados por el Gobierno de Cantabria, una cantidad equivalente al presupuesto de Laredu en cinco años. En Castru, denuncian, "el Gobierno de Cantabria se obceca en el mismo modelo abocado al fracaso, a pesar de que ha sido insistentemente rechazado por el Ayuntamiento de Castro Urdiales".

 

[Imagen de Jesús Menéndez]

Territorio: