Ecologistas en Acción denuncia ante la Fiscalía supuestas irregularidades en la actividad de Copsesa en Camargo

María Rado
| 06.02.2014

La asociación Ecologistas en Acción presentó el pasado día 29 una denuncia ante la Fiscalía de Cantabria, en la que se señalaba presuntas irregularidades en la autorización a la empresa Construcciones y Obras Públicas San Emeterio (Copsesa) para fabricar aglomerado asfáltico en las instalaciones propiedad de Emilio Bolado en Camargo.

A principios del pasado octubre, Copsesa, propiedad del alcalde popular de Ramales José Domingo San Emeterio, reabrió las instalaciones de Emilio Bolado, que se encuentra en concurso de acreedores, con la intención de poner en marcha una “nueva planta de fabricación de mezclas de asfalto ecológico” a través de escorias de acería y neumáticos de desecho. Greenroad, que así se llama el proyecto, goza de un presupuesto de 1.302.303 € y ha sido promovido por Copsesa junto al Ayuntamiento de Santander y la Universidad de Cantabria. Además, fue seleccionado en la convocatoria ‘Life +’ de la Unión Europea, que lo subvenciona con 634.115 €.

Ecologistas en Acción recurrió en su día la autorización, pero ni el Ayuntamiento de Camargo ni la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo se han pronunciado.

La asociación ecologista denuncia que la licencia con la que está funcionando la planta en la actualidad data de 1980 y en su momento fue otorgada para ser un espacio de almacenamiento de combustible industrial. Además, desde entonces ha sufrido varias modificaciones que no han sido controladas y de las cuales no se ha hecho un estudio de impacto ambiental.

Ecologistas en Acción muestra su preocupación “porque el nuevo proyecto utiliza escorias de acería, residuos con presencia de metales pesado en elevado porcentaje, así como neumáticos viejos, que emitirán contaminantes al aire que van a respirar miles de personas que viven en sus alrededores”. Por su parte, el Director General de Medio Ambiente sostiene que la planta no necesita una evaluación de impacto ni ahora, ni hace 30 años cuando se concedió la autorización, algo que la asociación y los vecinos consideran “asombroso”.

Copsesa también quería el bulevar de Gamonal

La constructora de San Emeterio fue la única rival de la dupla burgalesa Copsa-Aroasa en la adjudicación de las obras para la construcción del bulevar en el barrio de Gamonal, según señala el portal Vozpópuli.

El proyecto presentado por Copsesa rebajaba en 270.000 € una obra de 8 millones y proyectaba las plazas de  aparcamiento sobre un coste de 17.930 € (1.395 € más baratas que las del plan de Méndez Pozo). Finalmente lo que hizo decantarse al Ejecutivo burgalés fue lo detallado del informe del tándem burgalés frente al de Copsesa y que ésta planeaba simultanear las obras del bulevar con la construcción del aparcamiento, idea que no convenció al gobierno de Lacalle.

Territorio: