ARCA considera que hay "poco que celebrar" en Cantabria en el Día Mundial del Medio Ambiente

Diegu S.G. Redacción.
| 05.06.2013

dia_mundial_medio_ambiente_cantabriaLa Asociación ecologista ARCA se felicita porque la Consejería de Medio Ambiente organice una fiesta para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, pero le recuerda al Consejero que "los verdaderos problemas ambientales de Cantabria siguen sin ser resueltos, y en algunos casos, se está experimentando un alarmante retroceso".

Así por ejemplo, el que ARCA califica de "mayor problema ambiental con el que nos enfrentamos", el Cambio Climático, ha "desaparecido" de la agenda política del Gobierno, que no se está preocupando en realizar ni acciones de prevención ni de mitigación, y "ni siquiera tiene una estrategia de actuaciones en la Comunidad Autónoma".

"No es de recibo", señalan, que en lugar de trabajar intensivamente por conservar una de las mayores riquezas de Cantabria, como es el paisaje y los valores naturales que encierra la costa, los mayores esfuerzos de la Consejería de Medio Ambiente "se dirijan a intentar evitar que se cumplan las sentencias de derribo dictadas por los tribunales sobre edificaciones declaradas fuera de la ley". La modificación de la Ley de Costas no hace más que incidir en esta agresión, ya que volverá a fomentar la especulación sobre un patrimonio "que es de todos", recuerdan.

En opinión de la organización ecologista cántabra, el panorama de dejación ambiental es amplio: nuestra Red de Espacios Protegidos se encuentra "en penoso abandono", con normas "sin desarrollar", "escaso" personal y en "precaria" situación. La "ausencia casi total" de planes de gestión y recuperación de nuestras especies amenazadas, o el "alarmante incremento" del uso de herbicidas que envenenan nuestros campos, son sólo "algunos ejemplos" de desidia en la gestión ambiental que "debieran hacer sonrojar" a algunos responsables.

ARCA concluye reflexionando que los actos sociales, como los organizados por la Consejería de Medio Ambiente, "están bien para concienciar" a los paisanos de la importancia de preservar el patrimonio ambiental de Cantabria, pero "no pueden convertirse en una cortina" que intente ocultar la falta de actuación "en los asuntos verdaderamente importantes".