Ahora B3 Cable amenaza con 130 despidos en Maliañu

Adrián G. G. Redacción.
| 28.02.2012

b3cableB3 Cable despedirá a 130 trabajadores de su factoría camarguesa como solución a la “complicada situación” en la que se encuentra. La multinacional afirma que la caída del sector del cable de cobre les pone en una difícil situación y que el “único recurso” que tienen” para “garantizar su supervivencia” es el “despido objetivo” de los empleados. El comité de empresa no ha tardado en comenzar unas negociaciones para adaptar la estructura de la empresa a la situación actual de la misma.

Éste es el primer gran despido que se ha presentado en Cantabria tras la reforma laboral. La situación laboral en el país se está viendo gravemente afectada por la crisis y las medidas tomadas por los Gobiernos en respuesta a ésta. Otro despido que afecta a una gran cantidad de trabajadores que se une al ERE anunciado a principios de año por Teka en su planta en Sanander.

 

Según declaró uno de los trabajadores al Diario Montañés, la noticia “fue un shock para todos”.  El comité de empresa realizó rápidamente una valoración rechazando los despidos. Jesús Sanz Sotero, su portavoz, ha anunciado que se realizará un paro laboral el próximo martes como protesta. Sanz ha defendido en Radio Camargo que “la defensa de los puestos de trabajo es esencial” y ha comentado que, aunque no se puede asegurar que la empresa haya esperado a la reforma laboral para anunciar el ERE (ahora “despido colectivo” con la reforma), “los hechos dicen que sí ha sido así”.

La empresa se ha defendido argumentando que el despido es el “único recurso” que les ha quedado para “hacer viable la factoría cántabra”. Señalan que esta decisión ha llegado tras haber realizado “otros ajustes”, como un expediente temporal que estará vigente hasta junio. Sanz Sotero ha replicado afirmando que “ni han esperado a que acabara este expediente” para plantear el despido colectivo.

B3 Cable ha comunicado por escrito que la crisis les está afectando de forma muy marcada. La empresa señaló que en estos tres últimos meses han perdido más de 2,5 millones de euros, que se suman a las “elevadas” pérdidas que llevan sufriendo los tres años anteriores. Esto, dicen, es consecuencia de la caída del mercado del cable de cobre en las telecomunicaciones, la bajada de ingresos, las restricciones de crédito, la disminución de proyectos de infraestructuras y la llegada de nueva competencia de países "emergentes".

Disposición y voluntad para buscar un consenso

La empresa, con sede en Manchester, ha asegurado que se dispondrá con su “total voluntad” de diálogo para buscar un consenso y lograr la viabilidad de la factoría en el actual momento de crisis.

Así mismo, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha explicado que nada más enterarse de las intenciones de la empresa, les llamó por teléfono para hablar sobre el tema. Diego ha dicho también que está totalmente dispuesto a “trabajar” con la antigua Standard de Maliaño, B3 Cable, para cerrar de la mejor forma posible el ERE presentado a los trabajadores.

Territorio: