La Junta de Personal Docente denuncia que ALSA impone los horarios del colegio de Ramales

Redacción.
| 25.09.2011

CEO_principe_de_asturias_ramalesLa Junta de Personal Docente de Cantabria insta a la Consejería de Educación a aceptar el horario que la comunidad lectiva del colegio ramaliegu solicita, pues no puede ser "que el colegio proponga, Alsa disponga y Educación acate".

Desde hace algunos cursos, la comunidad educativa del C.E.O. 'Príncipe de Asturias', en Ramales de la Victoria, viene reclamando un cambio en la distribución de la jornada escolar, pues el actual reparto de sesiones resulta "escasamente pedagógico", como han reconocido alumnos, padres e incluso inspección.

 

El curso pasado se volvió a hacer hincapié en la necesidad de racionalizar el horario y de forma unánime, el claustro, compuesto por docentes de las tres etapas (Infantil, Primaria y Secundaria), decidió solicitar un cambio. Con el beneplácito de los padres y del representante del Ayuntamiento, y siguiendo escrupulosamente los trámites y plazos que la Consejería de Educación establece, el Consejo Escolar aprobó la solicitud de cambio horario, con la intención de que se hiciera efectivo para este curso 2011-2012.

El Servicio de Inspección Educativa dio su visto bueno, respaldando las justificaciones pedagógicas, metodológicas y didácticas de tal demanda. Incluso, publicaron unas "instrucciones de inicio de curso" en las que aparecía el centro con el nuevo horario, prueba irrefutable de que la solicitud había sido aceptada.

Pero al llegar al Departamento de Servicios Complementarios que debía contratar el transporte para las nuevas rutas, comenzó "el sinsentido". Al parecer, el contrato con la empresa ALSA, adjudicataria en años anteriores, había sido renovado allá por la primavera (mucho antes de los plazos establecidos para los trámites del cambio horario), lo cual, en opinión de los sindicatos cántabros de la Educación, "manifiesta una descoordinación importante dentro de la Consejería", descoordinación que acabaría pagando toda la Comunidad Educativa del 'Príncipe de Asturias'.

"Lo más sangrante", señalan, es que desde la Consejería, "en lugar de asumir su error", y "amparándose en que los contratos con los autobuses son intocables", no están dispuestos a asumir el sobrecoste que supondría el cambio, pues a dicha empresa de transportes no le interesa realizar las rutas con el nuevo horario. Resumiendo: la conveniencia de una empresa privada de transportes condiciona e impone los horarios a un centro de educación pública.

Para la Junta de Personal Docente de Cantabria, la "triste realidad" es que para la Consejería de Educación de Cantabria y sus responsables, "los criterios económicos y el interés privado de una empresa pesan más que los estrictamente educativos y pedagógicos". Prefieren prolongar un  año más una situación "que ellos mismos han reconocido perjudica claramente a los alumnos y a su rendimiento escolar" antes que asumir su "descoordinación".

Por ello, el profesorado, junto con el apoyo unánime de los sindicatos STEC, CCOO, CSI-CSIF, ANPE y UGT reclama "que la Consejería de Educación y sus responsables sean conscientes del perjuicio que están causando a tantos alumnos y rectifiquen esta decisión para este curso que acaba de comenzar". Recuerdan que "hay tiempo".

Territorio: