El Otoño trajo nuevos ritmos de trabajo contra la fractura hidráulica

Briega
| 14.01.2013

rueda_prensa_frackingLa masiva manifestación del pasado 6 de Octubre en Santander y Vitoria ha marcado un claro punto de inflexión en la lucha contra la fractura hidráulica en Cantabria. Dos mil personas por las calles de Santander y trece mil en Vitoria se manifestaban simultáneamente contra los proyectos de extracción e investigación que tratan de imponer la empresas gasisticas.

En el caso de la manifestación de Cantabria fue de destacar tanto el protagonismo de la gente de todos los valles directamente afectados: Saja, Nansa, Besaya, Pas, Pisueña, Miera, Asón, Campoo-Los Valles como el apoyo de Torrelavega, Santander y el del resto de la comunidad, pues la fractura hidráulica no entiende de límites municipales. La posible contaminación de acuíferos, aire y tierra ha hecho que Sanander haya sido testigo de la unión de toda una población amenazada. Un hito social en Cantabria, más aún tratándose de un tema medioambiental.

La manifestación por un lado pone fin a una intensa campaña de información llevada a cabo en Cantabria principalmente por la Asamblea Contra la Fractura Hidráulica de Cantabria pero también por diversos colectivos e instituciones locales. Por otro, abre un nuevo periodo protagonizado por el propio avance de los permisos. Pero también por la contra campaña que comienza a hacer el lobby gasístico y la precipitada entrada en escena del Gobierno de Cantabria justo el día antes de la manifestación.

El Anuncio del Gobierno de Cantabria sobre la intención de crear una Ley para prohibir la técnica en Cantabria, valorado unos dias despues por la Asamblea contra la fractura hidraulica de Cantabria, es un hecho que de alguna manera marcará los acontecimientos. Desde entonces y tras las ambiguas declaraciones posteriores del Gobierno parece que este trata de liderar una oposición contra la Fractura hidráulica que hasta ahora se consigue mantener autónoma, descentralizada y sin líderes que puedan rentabilizar el trabajo colectivo. Es una buena noticia que el Gobierno trabaje en su área. En este caso suma, pues nos da tiempo, pero sabemos que puede no ser una solución definitiva y no diluye la responsabilidad que tenemos cada persona de vertebrar desde nuestro ámbito, una oposición colectiva que parta de la suma del trabajo individual más o menos coordinado.

Este nuevo panorama exige nuevos ritmos, planteamientos y acciones para el 2013. Respecto a la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria durante este Otoño el ritmo de charlas informativas se ha visto reducido a nueve, su trabajo se está centrando más en mantener una mínima presencia, y estar atentos ante una nueva movida de ficha de las empresas, especialmente ante las posibles obras de estudio sísmico en el área del permiso Luena.

El pasado 13 de Diciembre se presento una mocion en contra de la fractura hidráulica en el ayuntmiento de Santander, para que así se sume a los mas de treinta municipios que ya lo se han posicionado en contra en Cantabria. También se ha aprovechado para continuar la coordinación con otros territorios del Estado, teniendo lugar el pasado 15 de diciembre en Burgos el tercer encuentro de colectivos contra la fractura hidráulica.

El Otoño fue despedido con un Festival en Udías en el que hubo comida popular, talleres y la actuación de los grupos de música: Gatu malu, Los Castos, Cambalúa, Tranki y los Palos de Blues y Estado Lamentable. También hubo una proyección de fotos de actividades contra la fractura hidráulica realizadas en Cantabria y se leyó un comunicado que apelaba al aspecto más humano de la oposición contra el Fracking “Los acalorados debaten no nos han impedido crear relaciones de amor, amistad y respeto […] todo esto crea grupos humanos capaces de poder con todo".

 

[Información extraída de Briega]