Marca España

@scp2016
| 04.12.2013

Cada día que pasa, podemos ver cómo el Partido Popular arrastra este país hacia tiempos pretéritos. Puede observarse con la “Ley del aborto”, la LOMCE, la “Ley Mordaza” y un sinfín de leyes que parecen sacadas de ese lapso de tiempo entre 1939 y 1975, en el que, para nuestros gobernantes, no pasó nada.

Sin embargo, lo más sangrante ha sido la decisión del Gobierno de permitir la exhibición de banderas franquistas siempre que no inciten a la violencia... Vamos a ver, ¿es que no es violencia que los que se identifican con esos símbolos puedan sacarlos impunemente a la calle mientras los que aún tienen familiares enterrados en las cunetas no puedan ni tan siquiera garantizarles una sepultura digna? El odio incita a la violencia y enarbolar símbolos de este tipo, incitan al odio SIEMPRE.

Pero ¿a que ahora se entiende un poco más el abandono de la Ley de Memoria Histórica que puso en marcha el anterior ejecutivo? Y, de paso, justificamos al Alcalde de Baralla (Lugo), cuyo despacho parece un museo dedicado al dictador y, también, justificamos al Alcalde del Concello de Vila de Cruces (Pontevedra), que se permitió el lujo de honrar a Franco y Primo de Rivera con la restitución de dos placas en lugares públicos. Eso sí, cuando ha sido la bandera tricolor la que ha sido izada, como en Pastores (Salamanca), se envía a la Guardia Civil a ordenar su retirada...

Estos son solo algunos de los ejemplos del fascismo cotidiano que padecemos, gracias a la dictadura democrática con la que está gobernando el Partido Popular y que ningunea cualquier tipo de alternativa política en pos de conseguir sus objetivos ideológicos. Y también, dicho sea de paso, consecuencia de que en este país no se haya hecho ningún tipo de pedagogía política durante y después de la (mal llamada) Transición.

Alguien tuvo que haber explicado a nuestros gobernantes actuales (y de paso también a la ciudadanía), que no es lo mismo “pre-constitucional” que “anti-constitucional”. Así, sabríamos que la bandera republicana es pre-constitucional (anterior a la Constitución de 1978) pero no anti-constitucional (ya que la República tuvo Constitución propia). Sin embargo, la bandera franquista es pre y anti-constitucional... Pero, claro, los lobbies de este país (como la religión, la ultra-derecha, la banca y un largo etcétera) se están frotando las manos gracias a la incultura política que sufrimos y esperando con ansia cuál será el próximo paso de este Gobierno (trabajar por comida, como ya ocurre en los Supermercados El Árbol; suprimir el salario mínimo interprofesional e instaurar los “minijobs”; plegarse, aún más, a las exigencias de la iglesia católica...).

Mientras en otros países europeos, como Alemania o Italia, es ilegal hacer apología del fascismo, aquí se abre la puerta a que los “ultras” campen a sus anchas; aunque también tendrá que ver que allí se juzgara a los responsables de las dictaduras y sus crímenes y aquí... Bueno, se les permitiera formar parte del nuevo sistema... ¿O nadie recuerda quién fue Fraga durante el franquismo? ¿O tampoco recuerda nadie que Fraga fundó Alianza Popular, germen y antecesor de lo que hoy es el Partido Popular? Sí, mucho mejor con todos rendidos, callados y desmemoriados...

Apuro las últimas líneas de este post utilizando la libertad de expresión y la mención de hechos contrastados ahora que aún podemos... Mañana, cuando se apruebe la “Ley de Seguridad Ciudadana”, todo lo que he escrito podría ser constitutivo de delito, por orweliano que parezca.

Territorio: