En defensa de los concejos

Agitación Rural
| 28.03.2011

El pasado 29 de Enero entraba en vigor una nueva ley que modifica la de "Régimen electoral general". Entre otras cosas viene a modificar algunos artículos referentes al funcionamiento del concejo abierto. El concejo abierto, cada vez más desnaturalizado, es lo poco que queda del sistema de autogobierno usado en Cantabria por lo menos desde el siglo VI.

Con el paso de los siglos y especialmente desde 1812 ha sufrido un proceso de desmantelamiento por parte de la burocracia estatal, como dice Féliz Rodrigo Mora, "Una consecuencia de ello es la actual desnaturalización del concejo abierto, que lejos de ser una asamblea deliberante, soberana, legislativa y ejecutiva, como está en su naturaleza, es poco más que una junta vecinal con meras funciones administrativas, la cual sirve como mecanismo de transmisión de la voluntad del Estado a los más pequeños entes poblacionales." Pero a pesar de esto sigue siendo el mejor ejemplo que nos queda de autogobierno popular.

Actualmente existen en Cantabria dos municipios funcionando en régimen de concejo abierto, Tresviso y Pesquera, y a pesar de los cambios que ha traído la nueva ley aún es posible que continúen funcionando de este modo después de las próximas elecciones. Según esta:

Artículo 29.

1. Funcionan en Concejo Abierto:

Los municipios que tradicional y voluntariamente cuenten con ese singular régimen de gobierno y administración.

Aquellos otros en los que por su localización geográfica, la mejor gestión de los intereses municipales u otras circunstancias lo hagan aconsejable.

Es decir que ambos municipios podrían seguir funcionando en este regimen si así lo desearan sus vecinos, veremos en qué queda la cosa. E incluso si hacemos un interpretación literal, teniendo en cuenta que practicamente la totalidad de los pueblos de Cantabria funcionaron por esta antiquísima forma de gobierno, todos podrían entrar en el saco.

En todo caso, nos corresponde a los cántabros, en par que defender lo que queda de un sistema de autogobierno estremadamente disminuído y encorsetado por la ley, idear y poner en práctica un nuevo modelo de democracia directa que beba de lo bueno que tienen estas ancestrales instituciones. Y que en linea con las propuestas anarquistas del municipio libre y la libre federación permita articular una nueva sociedad plenamente democrática y no coactiva.
Grupo anarquista Agitación Rural