El primer ministro británico pretende determinar el referéndum de autodeterminación escocés

Insurgente
| 12.01.2012

referendum_escociaEl jefe del Gobierno británico, David Cameron, quiere ofrecer al ministro principal escocés, Alex Salmond, la celebración de un referéndum sobre la independencia de Escocia, pero imponiendo las condiciones y plazos de la consulta, que reduce a un máximo de 18 meses. Los soberanistas escoceses rechazan que Londres interfiera en los tiempos y las formas que han establecido para una consulta.

Según revela este lunes el diario 'The Guardian', Cameron espera hacer esta misma semana la oferta al Gobierno escocés sobre la consulta, que sería vinculante y sólo podría contar con dos preguntas: permanecer en el Reino Unido o constituir un estado propio soberano. El conservador británico quiere impedir que haya una tercera pregunta sobre la opción de que Escocia cuente con una mayor autonomía. El Partido Nacional Escocés (SNP) de Salmond quiere convocar, en cambio, un referéndum sobre la independencia en 2014 y considera que es el Gobierno autónomo el que debe decidir la fecha y el contenido de las preguntas de la consulta, indicó la BBC.

La "número dos" del Ejecutivo, Nicola Sturgeon, ha declarado hoy a la BBC que harán todo lo posible para impedir que Londres fije el calendario del referéndum y ha pedido al resto de formaciones británicas que no intervengan "en decisiones que competen al Gobierno escocés y, lo que es más importante, al pueblo escocés". "Hay en Escocia importantes opiniones que indican que debemos tener más poderes, en particular en la creación de empleos", ha manifestado.

La disponibilidad del conservador primer ministro británico a la hora de convocar un referéndum contrasta con la actitud de los dirigentes conservadores y progresistas españoles, que siempre han sido beligerantes con este tipo de consultas populares.

 

[Información e imagen extraídas de Insurgente.org]

Territorio: