Las movilizaciones mineras sacuden el Estado

Adrián G.G. Redacción
| 07.06.2012

MINJEROSSSPese a que los grandes medios de comunicación españoles tratan de silenciarlo, el sector minero del Estado, liderado por los mineros de las cuencas de Asturias, continúa en huelga indefinida desde que realizaron las primeras movilizaciones hace una semana. Durante los disturbios, que llevan produciéndose desde la semana pasada, ha habido ya más de cinco detenidos y varios heridos, tanto mineros como fuerzas policiales. Lo que comenzó con paros aislados en diferentes cuencas mineras, se ha convertido en un enfrentamiento directo entre mineros y fuerzas policiales.

El detonante de todo fue la decisión del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de recortar un 63% las ayudas al sector del carbón este año. Tras reunirse con el secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, de forma infructuosa, los sindicatos decidieron convocar huelga indefinida. La de ayer, ha sido la octava jornada consecutiva de huelga indefinida.

Las protestas han aumentado, tanto en cantidad como en efectividad y agresividad, llegando a provocar en el día de ayer dieciséis cortes de carreteras en Asturias y zonas circundantes. Tras una serie de disturbios, la Guardia Civil ha incautado material “altamente peligroso” como lanzacohetes artesanales, tirachinas, puntas oxidadas, voladores y un bidón de gasolina.

El objetivo de las movilizaciones es incomunicar el norte de la Península, donde se sitúan la mayoría de cuencas extractoras de carbón, con La Meseta. Persiguiendo este objetivo, los mineros se han enfrentado a los antidisturbios en el municipio asturiano de Lena tras cortar la carretera N-630 con un árbol cruzado. Así mismo, la Delegación del Gobierno ha asegurado que personas sin identificar boicotearon el sistema de cámaras de video-vigilancia de la autopista de Huerna, concretamente las del túnel de Pando.

La carretera más castigada ha sido la A-66, en el tramo cercano a Soto de Ribera, donde unos cuatrocientos mineros se han organizado tras una barricada de neumáticos ardiendo. Tras la aparición de la Guardia Civil y el lanzamiento por parte de estas de botes de humo, los mineros se retiraron hacia el monte. Allí, se produjo un choque entre policías y mineros que duró más de dos horas. 

{youtubejw}FIuJMW0nwl0{/youtubejw}

Para finalizar la jornada de lucha, cerca de doscientos mineros han acampado frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Asturias. Así mismo, continúan los encierros en los pozos mineros de Candín y Santiago realizados por diez trabajadores.

“Nosotros no somos el 15M, nosotros no somos pacifistas, hemos venido a por todo. No tenemos miedo, somos mineros”

Las declaraciones de los mineros son contundentes. CCOO anunció ayer que las protestas seguirán endureciéndose si el Gobierno no responde. En un comunicado, aseguran que el Ejecutivo “es el responsable de esta situación”, dado que estos recortes han sido fruto de una “decisión unilateral” que puede repercutir en la economía de Asturias de forma muy severa. Por lo tanto, instan al Gobierno a actuar ante esta situación y “resolverla cuanto antes”.

La radicalización de las movilizaciones ha sido progresiva desde la manifestación multitudinaria en Madrid del pasado jueves 31 de mayo, a la que asistieron cerca de 12.000 personas. Esta arrancó en los aledaños del estadio Santiago Bernabéu con el objetivo de mostrar el rechazo a los recortes del sector del carbón y exigir al Gobierno “el cumplimiento del compromiso” tomado con el colectivo minero en el Plan Nacional del Carbón.

La manifestación terminó con cargas policiales llevadas a cabo por la Policía Nacional debido a que al pasar por el Ministerio de Industria, los manifestantes comenzaron a arrojar petardos a la sede. El lanzamiento de piedras, palos, tornillos y botellas convirtieron el Paseo de La Castellana en un campo de batalla. La movilización terminó con dos detenidos y varios heridos, entre ellos, ocho policías. 

“Las cuencas no se pueden cerrar bajo ningún concepto”

“¿Hay crisis para quién? Para los banqueros no y para las eléctricas tampoco”. Esto dijo el secretario general del sector minero FIA-UGT, Víctor Fernández  en un discurso leído en la manifestación de Madrid. Así mismo, recordó que los recortes que están aplicando en este sector no benefician para nada a la economía: “Aquí ya no vale el cuento y que nadie se escude en que el carbón es sucio y en que hay crisis”.

La falta de dinero, afirma el secretario general de Industrias extractivas de CCOO, Juan Carlos Liébana, no es un problema, ya que “hay 24.000 millones para solventar problemas financieros de un banco y no hay 400 millones para resolver el problema de 100.000 personas”. Liébana dejó claro que el Gobierno de Rajoy no apoya al pueblo, sino al capital: “Este gobierno no atiende las exigencias de la ciudadanía, solo atiende a las exigencias de Europa”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrícolas de UGT en Castilla y León, Manuel López, ha recalcado la importancia del sector minero en cuanto a empleos, por lo que ha considerado “fundamental que haya una solución “. En sus declaraciones, ha sido muy tajante: “las cuencas mineras no se pueden cerrar bajo ningún concepto”.

Territorio: