Los mercados dan golpes de estado "de guante blanco" para colocar a tecnócratas en el poder

Redacción.
| 18.11.2011

mario_montiComo ya ocurriera con la reforma de la Constitución española, lo que parecía imposible a través de la voluntad popular, se ha hecho realidad por la presión de los mercados: el relevo en la presidencia de los estados griego (Papandreu) y sobre todo italiano (Berlusconi).

Los analistas políticos señalan que se están produciendo "golpes de estado de guante blanco", en los cuales son los capitalistas hegemónicos y no el electorado quien nombra a los dirigentes políticos. Entre esos grupos inversores resuena Goldman Sachs, uno de los principales culpables de la crisis que, lejos de ser castigado por ello, estaría tomando las riendas de Europa a través de nombres como Mario Draghi (nuevo líder del Banco Central Europeo), Lucas Papademos (Primer Ministro griego) y Mario Monti (jefe del Ejecutivo italiano).

Mario Draghi fue vicepresidente de Goldman para Europa desde 2002 a 2005, ascendido a socio y nombrado responsable de empresas y deuda soberana de los estados europeos. Una de sus funciones era vender “swaps”, productos financieros con los que se ocultó una parte de la deuda soberana y que, en consecuencia, permitieron falsear las cuentas de Grecia.

Lucas Papademos, por su parte, fue gobernador del Banco Central griego entre 1994 y 2002, participando en la operación de falsificación de las cuentas del país perpetrada por Goldman Sachs.

El tercero, Mario Monti, es director europeo de la Comisión Trilateral, un lobby de orientación neoliberal fundado en 1973 por el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller. También es miembro de la directiva del Club Bilderberg, un grupo de personas con enorme influencia en los círculos empresariales, académicos, militares y políticos que ha sido considerado como una espécie de “gobierno mundial en la sombra”. Además, Monti también es asesor de The Coca-Cola Company y ex de Goldman Sachs, un banco de inversión estadounidense acusado de fraude por la venta de créditos hipotecarios de riesgo, conocidos como “subprime” y que fueron uno de los originarios de la crisis financiera mundial actual.

 

[Información e imagen extraídas de www.larepublica.es]