Huelga revolucionaria en Grecia contra el injusto 'plan de ajuste'

Redacción.
| 30.06.2011

poligriegaCon una mínima mayoría, el parlamento de Grecia aprobó el plan de ajuste que supondrá numerosos recortes y privatizaciones compensados con nuevos créditos de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aplazarán la quiebra del país.

La medida fue repudiada por miles de trabajadores que se echaron a la calle, convirtiéndola en escenario de una auténtica batalla campal. 46 personas heridas y una veintena de detenidos es el saldo de la primera jornada de huelga general.

 

En el Parlamento el gobierno social-liberal logró el respaldo de 155 de los 300 diputados, para dar luz verde al paquete de recortes presupuestales, alza de impuestos y privatizaciones por un monto total de 78.400 millones de euros.

Poco antes de la cerrada votación, el primer ministro griego Yorgos Papandreu recomendó evitar por todos los medios el derrumbe del país, corregir los errores y avanzar con iniciativas comunes. “Hoy pedimos un voto de confianza, no al Gobierno, sino por una Grecia diferente, con perspectiva y esperanza".

Con la aprobación del plan de ajuste hasta el 2015 y la privatización, se abre la posibilidad a Grecia de recibir en julio un tramo crediticio pendiente de 12.000 millones de euros del FMI y la UE, con lo que aplazará la suspensión de pagos.

El plan de ajuste supone recortar gastos del Estado, aumentar los impuestos, reducir el gasto público y privatizar empresas públicas rentables.

Con la primera se pretende recortar los gastos del Estado en unos 14.300 millones hasta 2015 con la finalidad de situar el déficit por debajo del 3% del PIB en ese año. En cuanto a los impuestos, el gobierno impondrá un “impuesto solidario” entre el 1 y 4% a las rentas más altas; los profesionales que trabajan por cuenta propia como abogados, fontaneros y taxistas deberán pagar 300 euros anuales de impuestos. Además, se redujo el mínimo exento de tasación de 12.000 a 8.000 euros, aunque quedan excluidos los trabajadores de menos de 30 años y los pensionistas.También se aumentan los impuestos sobre bienes de lujo como yates, piscinas y coches de alto cilindraje y se abre la posibilidad de legalizar los inmuebles construidos fuera de la ley tras el pago de penalizaciones. Asimismo se eliminan varias exenciones fiscales. El IVA para bares y restaurantes se incrementará del 13 al 23% y se reforzará la lucha contra la evasión fiscal y el trabajo informal.

Respecto del recorte en el gasto público, el gobierno pretende suprimir la friolera de 150.000 plazas públicas, lo que supone un 25% del total; los contratos temporales no se prolongarán y sólo se sustituirá a uno de cada 10 funcionarios que se jubile. Los salarios también serán reducidos aunque todavía no se sabe en qué porcentaje. Por primera vez en tres décadas, se reducirá el gasto militar en mil 200 millones de euros hasta 2015 y se cancelarán pedidos de armamento por 830 millones.

El gobierno también suprimirá prestaciones sociales para ahorrar cuatro mil millones hasta 2015; y recortará 500 millones de euros por concepto de subvenciones y otros 855 millones hasta 2015 con la fusión de escuelas, hospitales o cuarteles de policía. Con la "racionalización de las prescripciones" y con fármacos más baratos, el gobierno pretende ahorrar, hasta 2015, otros 2.100 millones de euros del gasto sanitario. Además que habrá una reducción enorme en inversiones públicas.

En cuanto a las privatizaciones, con las que el gobierno pretende recaudar 50 mil millones de euros en total, se propone la venta del monopolio de apuestas y loterías OPAP, el Postbank, la empresa de gestión de aguas de Salónica, y las empresas de gestión portuarias del Pireo y Salónica, con las que pretenden recaudar 5 millones de euros. Los otros 45 mil millones de euros resultarán de la venta, entre 2012 y 2015, de la empresa de gestión de agua de Atenas, refinerías, empresas eléctricas, el ATEbank, especializado en el sector agrícola, así como la gestión de puertos, aeropuertos, autopistas, derechos de explotación de minas y bienes muebles e inmuebles estatales.

La aprobación de las medidas generó una oleada de rabia e indignación, traducida en enfrentamientos con la policía de Atenas, en las primeras 24 de las 48 horas de huelga general que hay convocadas. El hotel King George, situado a pocos metros de la plaza Sintagma, frente al Parlamento griego, tuvo que ser evacuado como medida preventiva.

Por el contrario, los mercados internacionales reportaron ganancias tras la aprobación de la medida. Los indicadores de la Bolsa de Nueva York arrancaron al alza la sesión gracias al respaldo al plan de ajuste en el Parlamento Griego.

Territorio: