El Gobierno Español envía 500 militares a la guerra en Libia

Redacción
| 22.03.2011

ataquealiadoSegún una nota de prensa emitida por el Ministerio de Defensa, en el despliegue militar participarán seis aeronaves, dos buques y alrededor de 500 efectivos.

La televisión Al Jazeera informa de que los bombardeos de la OTAN, en los que están participando los aviones españoles, ya han causado al menos 48 víctimas civiles en diferentes puntos de Libia. La comunidad internacional, dividida ante la intervención militar.

Al mismo tiempo, la ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció el pasado 20 de marzo que el Estado español “pondrá a disposición de la OTAN sus bases y sus medios navales y aéreos para evitar que el régimen libio siga cometiendo una masacre a su población y evitar la muerte de inocentes”. Chacón, ha afirmado que “España cuenta con un poder aéreo adecuado para hacer frente a nuestra responsabilidad en cualquier rincón del mundo”. Según el Presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero la intervención militar responde a "un principio humanitario" y no busca la expulsión del Presidente libio, Muamar el Gadafi del País.

En el Estado español, la participación en el conflicto armado ha sido objeto de consenso entre los dos partidos mayoritarios. El Gobierno se ha apresurado a desmentir todas las posibles similitudes con la Guerra de Irak. Según José Blanco, vicesecretario general del PSOE, “podemos sentirnos orgullosos del papel que España va a jugar en Libia”. Por su parte, Mariano Rajoy, secretario general del Partido Popular ha dudado de la eficacia de la misión si no consigue expulsar a Gadafi, ya que a su juicio esto puede derivar en “una guerra civil que se prolongue en el tiempo sin que la intervención internacional pueda evitar el desastre humanitario". En todo caso, ha recordado que el Estado Español interviene en Libia para “defender a sus ciudadanos de su Gobierno”.

Gran parte de la comunidad internacional ha mostrado su rechazo a la intervención militar en Libia. El Gobierno Chino ha “lamentado el ataque contra Libia” y ha alertado de que “la escalada del conflicto armado” pueda derivar en “un mayor número de víctimas civiles”. Según el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso “los ataques a objetivos estratégicos como puentes no están cubiertos por la última resolución 1973 de la ONU”, Rusia ha pedido que se logre cuanto antes el alto al fuego. Los gobiernos de Brasil, Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia, entre otros, también han expresado su rechazo a la intervención armada durante estos días y han instado a la firma de un alto al fuego.

Territorio: