Los enfrentamientos entre unionistas y republicanos en Belfast rebrotan con intensidad

Redacción.
| 27.06.2011

187865_belfast20062011La policía responsabiliza a los unionistas de la violencia de los últimos días. Los ataques a barrios católicos han sido una constante en estos años. Un fotógrafo resultó herido de bala en una pierna durante lo que se ha descrito como los peores incidentes en los últimos diez años en el norte de Irlanda, cuyo epicentro es Lower Newtownards Road, en el este de Belfast. Durante esta segunda noche de incidentes, más de cuatrocientos lealistas y nacionalistas se enfrentaron con piedras y bombas incendiarias en la zona limitrofe entre la barriada católica de Short Strand y la zona protestante.

La policía ha apuntado al grupo paramilitar unionista UVF como responsable de los incidentes, aunque, por lo que se cree, el fotógrafo de Press Association Niall Carlson fue herido desde el lado republicano. Dos policías resultaron además heridos, tras ser atacados con bombas incendiarias, pintura y ladrillos. La policía, por su parte, empleó cañones de agua y helicópteros, además de lanzar (al menos) 66 pelotas de goma.

Durante el pasado fin de semana ya se produjeron incidentes entre policía y unionistas, al concluir una manifestación orangista. Ahora, se teme que con la cercanía al 12 de julio, el día pincipal de demostración de orgullo de los unionistas residentes en el norte de Irlanda, se incremente la intensidad de los incidentes. Por el momento, ha sido detenida una mujer acusada de posesión de arma y ataque a un policía.

La violencia no ha sorprendido a la barriada católica de Short Strand, un enclave sitúado entre barrios lealistas y separado por uno de los llamados “muros de la paz”; las barreras de metal que separan físicamente las zonas republicanas y unionistas.

{youtubejw}LGDSfezh5mM{/youtubejw}

 

[Video: Russiatoday]