El Supremo veta todas las listas de Bildu

Redacción
| 04.05.2011

prentsaurrekoSalvo que diga lo contrario el Tribunal Constitucional, la coalición formada por Eusko Alkartasuna (EA), Alternatiba y la Izquierda Abertzale no podrá presentarse a las próximas elecciones del 22 de Mayo. La decisión del Tribunal Supremo dejaría sin derecho a voto a más de 300.000 personas y a dos partidos legales sin posibilidad de concurrir a las elecciones. La coalición denuncia que “no es más que el celofán judicial de la decisión política pactada por el PSOE y el PP”, ya que con la decisión se ha evidenciado “la mentira que supone la división de poderes en España” y ha tildado la sentencia del Supremo de “atropello democrático”.

 

La Fiscalía y la Abogacía del Estado sostenían que tras los independientes de la Izquierda Abertzale se encontraba Batasuna, que estaría instrumentalizando tanto a EA como a Alternatiba para poder presentarse a las elecciones. Por su parte, la coalición ha insistido en su defensa en que “el nacimiento de Bildu constituye una expresión de sectores abertzales y de izquierdas de Euskal Herria que quieren defender sus aspiraciones políticas por vías estrictamente políticas sin relación ni connivencia alguna con la violencia”.

Exactamente igual que como ocurrió con Sortu, la decisión se ha adoptado por nueve votos frente a siete. Nueve magistrados consideraron estimar en su totalidad los recursos presentados por la Fiscalía y la Abogacía del Estado, mientras seis optaron por rechazarlas. El magistrado restante abogaba porque sólo se anulase una parte de las listas de la coalición.

Antes del día 5, fecha de inicio de la campaña electoral, el Tribunal Constitucional deberá decidir si Bildu puede concurrir a las elecciones del 22 de Mayo, a expensas del recurso que previsiblemente presentará la coalición durante estos días. De momento, la coalición soberanista y progresista ha anunciado que seguirá con el camino emprendido y no cierra las puertas a recurrir la sentencia ante tribunales europeos, e incluso exigir la nulidad de las elecciones.

La decisión del Tribunal Supremo está generando oposición incluso en sectores de izquierda tradicionalmente alejados de los planteamientos de la Izquierda Abertzale, que ven en la Ley de Partidos una expresión anti-democrática que parece mostrarse evidente ante el juego de declaraciones tanto de PP como de PSOE durante las últimas semanas, en las que la anulación de las listas de Bildu, pese a ser en la teoría tarea de los tribunales y no de los partidos, parecía más que anunciada.

 

Otras noticias relacionadas:

Territorio: