ALEGA aprovecha el Día Internacional contra la LGTBfobia para denunciar que la discriminación continúa, especialmente en África y Oriente

Redacción.
| 17.05.2011

alegargulluCon motivo de la celebración el 17 de mayo del 'Día Mundial contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia', la Asociación de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales de Cantabria (ALEGA) ha emitido una nota de prensa donde denuncia la discriminación que aún persiste, especialmente en África y Oriente. En Cantabria consideran la situación "muy avanzada", si bien consideran que "sigue existiendo desigualdad social" y aún pesa sobre la ley del matrimonio el que denominan "recurso de la vergüenza" del PP.

 

El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de su catálogo de trastornos. Desde entonces, cada 17 de Mayo se celebra el Día Mundial contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, una fecha que sigue sirviendo para recordar que las diferentes orientaciones sexuales o identidades de género son motivo de una discriminación que debe ser superada.

Este año 2011, desde el Área Internacional y de Derechos Humanos de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se busca visibilizar la terrible situación de los derechos LGTB en el continente africano y Oriente Próximo.

En opinión de ALEGA, "el acoso y las agresiones contra activistas LGTB son sólo una muestra del enorme hostigamiento contra quienes se visibilizan como lesbianas, gais, transexuales o bisexuales, que también sufren quienes viven con VIH". Recuerdan que "en 37 de los 53 países que forman África se castiga penalmente las relaciones entre personas del mismo sexo, y sumando los de Oriente Próximo, siete países las castigan con pena de muerte". Algunos países quieren ir más allá, castigando la “promoción de la homosexualidad”, como es el caso de Uganda, cuyo proyecto de ley anti-gay está actualmente paralizado por la presión internacional. En Botswana, un diputado declaró libremente su odio a los homosexuales. En Malaui se ha tramitado un endurecimiento del Código Penal para lesbianas y mujeres bisexuales, con penas de hasta 5 años de prisión.

Javier Igareda, presidente de ALEGA Cantabria, ha querido denunciar que “la persecución a la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad también tiene consecuencias en expansión de la pandemia del sida porque no se puede prevenir el VIH en las prácticas sexuales del mismo sexo si no se puede hablar de ellas, si no se puede pensar en ellas. Cualquier activista contra el VIH está en riesgo de ser perseguido por apología de la homosexualidad, transexualidad o bisexualidad y acabar en la cárcel”.

En su opinión, la igualdad es tarea de todas las personas, y las administraciones locales y autonómicas también deben trabajar para su promoción y comprometerse "a no dar ni un paso atrás: en derechos, sólo cabe el avance". Por eso, también ha querido recordar que el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, alcanzado en el Estado Español en 2005, "es una de las mejores herramientas de lucha contra la LGTBfobia”.

Territorio: