El activista indio Leonard Peltier cumple 36 años en prisión víctima de un juicio irregular

Garazi Mugertza (Gara)
| 22.02.2012

peltierEl preso político Leonard Peltier cumplió 36 años entre rejas a comienzos de febrero, tras una investigación irregular, con testigos forzados y pruebas falsas. Activada la lucha por sus derechos desde su encarcelamiento, los movimientos a favor de su liberación convocaban el día internacional de solidaridad con Leonard Peltier, con movilizaciones en distintas partes del mundo.

Leonard Peltier, miembro de American Indian Movement (AIM), organización para la liberación de los indígenas de EEUU, se vio envuelto en una trama judicial dirigida por el FBI y el Gobierno de los EEUU en 1977, al ser juzgado y sentenciado a dos cadenas perpetuas consecutivas por asesinato.

Desde entonces cumple condena en EEUU, convirtiéndose uno de los presos político más antiguos del mundo, con treinta y seis años de prisión consecutiva. Pese a sus afecciones -diabetes, pérdida de visión, problemas cardíacos y renales y la posibilidad de sufrir una nueva embolia- y su avanzada edad, 67 años, no hay signos de clemencia por parte del Gobierno estadounidense ni de su actual presidente, Barack Obama.

Varias marchas y campañas han pedido tanto a los anteriores presidentes estadounidenses como al actual la liberación de Peltier. En 1993, él mismo pidió clemencia ejecutiva al presidente Bill Clinton, tras lo cual comenzó una campaña intensiva que reunió a indígenas, organizaciones de derechos humanos, miembros del Congreso, grupos de iglesias y celebridades, entre otros. Pero Clinton, a pesar de decir públicamente que consideraría seriamente la petición, no lo incluyó en la lista de indultados, tras una marcha de unos 500 agentes del FBI a la Casa Blanca para oponerse al indulto de Peltier.

Más de media vida cautivo por defender los derechos de un pueblo originario de sus tierras que ahora ocupan sus verdugos. La decisión de liberar a Peltier está en manos ahora de Barack Obama y el día de solidaridad, quienes lo apoyan, volveieron a pedir al presidente clemencia. "No quedan excusas ni razones en las que escudarse; Obama, yes, you can!".

El caso del "último indio americano"

El 26 de Junio de 1975, dos agentes del FBI persiguieron a un indígena hasta la reserva, aparentemente por haberse involucrado en una pelea y robar unas botas. Una vez en la reserva, comenzaron a escucharse disparos. Los agentes pidieron refuerzos y en cuestión de horas los SWAT, el FBI, la Policía de asuntos indígenas y los Guardianes de la Nación Oglala (GOONs) rodearon el lugar. Peltier, que se encontraba en la reserva tras la llamada de socorro de sus habitantes indios, ayudó a un grupo de adolescentes a salir de ahí. El resultado; un indígena y dos agentes del FBI muertos. La muerte del indígena, con un tiro en la cabeza, nunca se investigó, pero Peltier fue acusado de causar la muerte de los dos agentes.

Los problemas en la reserva comenzaron en los años 70 cuando surgieron las primeras tensiones entre indios americanos y los indígenas colaboracionistas que pretendían que, como ellos, el resto también renunciara a su cultura y creencias, para adaptarse a la sociedad estadounidense. Los asimilados pidieron ayuda a la Oficina Federal de Investigaciones de EEUU, es decir, al FBI. Los agentes actuaron junto con los GOONs. Pero la importancia de estas tierras residía en el hecho de haber encontrado en ellas uranio y carbón y en el interés de varias empresas en explotarlos. Entre 1973 y 1976 murieron unos 250 indígenas en la reserva.

Leonard Peltier admitió que estaba en la reserva cuando comenzaron los disparos pero siempre ha negado haber sido el autor de la muerte de los dos agentes. Tras la acusación huyó a Canada, pero con las pruebas falsas de un testigo forzado bajo presión, Peltier fue detenido y extraditado a EEUU en 1976. En el juicio, el testigo negó su anterior declaración y quiso ser testigo de la defensa, pero el juez negó esa posibilidad. Las pruebas de balística, vitales para la verificación de inocencia del acusado, también fueron negadas.

Treinta y seis años después, rechazada la petición de libertad condicional y clemencia y tras sufrir condiciones inhumanas en la prisión, miles de peticiones de libertad de todas partes del mundo -incluyendo a personas como Nelson Mandela, congresistas estadounidenses e incluso un juez que participó en su caso- y aun con la declaración del Fiscal de los EEUU de que es imposible comprobar quien disparó a los agentes, Peltier sigue encarcelado.

El pasado 4 de febrero, día internacional de solidaridad con Leonard Peltier, personas y organizaciones de todo el mundo -también apoyado por los Amigos de Mumia Abu-Jamal de Euskal Herria-, se movilizaron de diversas maneras para, una vez más, pedir su excarcelación y romper las cadenas que atan al "último indio americano".

Sacan a Mumia Abu-Jamal de la unidad de aislamiento

Mumia Abu-Jamal, periodista y activista político por los derchos de los negros de EEUU -miembro de los Panteras Negras-, fue trasladado a Población General en la prisión, tras pasar más de seis semanas en aislamiento.

Esta decisión es otro paso más en la lucha por la liberación y mejora de los derechos de Mumia, sentenciado a muerte en 1982 acusado de matar a un policía. El 7 de diciembre cancelaron definitivamente su sentencia de muerte, sustituyéndola por la cadena perpetua.

Por primera vez en casi 30 años Mumia podrá abrazar a sus seres queridos durante la visita. Aún así, sigue la lucha hasta conseguir su liberación.

 

 

[Información e imagen extraídas del diario Gara]

Territorio: