Campaña pa que la RAE superi l'arrelación enti "rural" y "encultu"

Diegu S.G. Redacción.
| 19.05.2011

Segundo_Barios_Garca_BelmonteLa Real Academia Española de la Lengua (RAE) defini "rural" ena su sigunda aceición cumu "encultu, torollu, apegáu a cosas sellencas". El su antónimu, "urbanu", parez definíu cumu "educáu, atentu y de güen mou". El "sujetu con drechos pulíticos que intervién, ejercitándolos, nel gobiernu del país", es un "ciudadanu", natural de la ciudá. Pola escontra, "aldeanu" (natural d'una aldea) u "campesinu" (quin vivi y trebaja nel campu) nu van vinculáos a los drechos pulíticos, sino a la encultura, nel criteriu d'esta estitución.

Dendi diversas organizacionis de desarrollu rural, organizacionis agrarias y municipios ruralis, han emplantilláu una campaña pa la supresión d'estas aceicionis "urbanocentristas", pola su nula vigencia, l'arrelación con un prejuiciu y l'insultu que supón.

L'aquel d'esta desigencia es la ofensa que as aceicionis han provocáu a genti asgaya de localidáis ruralis, que upinan que la RAE es l'últimu redutu ondi se caltienin estos prejuicios.

Dellos organismos, enti los qu'están la Red Española de Desarrollu Rural (REDR) u organizacionis agrarias cumu COAG y UPA, emplantillarin una campaña qu'escacija apoyos en tolos ámbetos, costituir una plataforma pa dinificar el mediu rural y jasta convocar muvilizacionis. 

El presidenti de REDR, l'estremeñu Aurelio García Bermúdez, anvió un iscritu al direutor de la RAE, José Manuel Blecua, col aquel de solicitá-la modificación del términu "rural" y una entrevista col académicu ena que asuntá-la solicitú. "Nu semos pa entender por qué ena última revisión del Dicionariu enclúyensi dellos términos d'emplégu reducíu, dellos namás que gastáos n'ámbetos discotequeros u por coleutivos mui chicos, y caltiéninse definicionis que náa tienin que ver cona rialidá y afeuta a la mayoría'l territoriu y a una población numerosa".

García Bermúdez reconoz que ha ralentizáu esta campaña para evitar entrometesi ena campaña eleutoral, "peru en cuantas termini, vamos a pidí-l'apoyu de los nuéos auntamientos y de las comunidades autónomas". Tamién han atropáu apoyos de lingüistas. Antonio Narbona, catedráticu del 'Departamento de Lengua de la Universidad de Sevilla', asigura tres de contautar conos emburriaoris de la iniciativa que "probablementi se eliminará" esa aceición que a los vicinos del mediu rural se les jaz tan ofensiva. El catedráticu de Linguística y miembru de la RAE, Salvador Gutiérrez Ordóñez, tamién afirma estar d'alcuerdu cona iniciativa emplantilláa. Sin embargu, no tolos espertos están d'alcuerdu. La catedrática de 'Lengua Española de la Universidad de Oviedo' y viuda d'Emilio Alarcos, Josefina Martínez, desplicaba recientementi que, "cuandu se parla d'una presona rural y emplégase cumu aceición 'enculta', estamos refiriéndomos a una presona que nu tién ojos pa mirar acullá d'ondi pisa, es dicir, que nu tien enterés por deprender más u progresar. Entós denomínasela rural, peru nel sintíu d'apegáa al lugar n'ondi vivi, ya sea nel campu u la ciudá". Tampocu es probabli que cunte col apoyu del escritor sananderinu Álvaro Pombo, miembru de la RAE y del partíu ciudadanista UPyD, que va pocu trescendió por un espichi comedianti.

Sumándosi a la iniciativa atentu al cambéu del sinificáu de "rural", púsosi en marcha ena rede social Facebook el grupu 'Por la dignificación del término rural en el Diccionario de la RAE'.

 

[Jotu: Segundo Barrio García, extraída de www.pejanda.wordpress.com]

Territorio: