Entrevista pre-electoral con Páulu M. Alonso (Isquierda Cántabra): "Sólo un movimiento popular cántabro concienciado y organizado, hará posible la emancipación social y nacional"

Diegu S.G. Redacción.
| 12.05.2011

AboraCon motivo de las elecciones al Parlamento y los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma de Cantabria, EnfoCant ha propuesto a la práctica totalidad de candidaturas y formaciones políticas progresistas, una entrevista donde pudieran dar a conocer sus análisis y planteamientos, generalmente silenciados por los medios de comunicación hegemónicos.

En esta entrevista hablamos con la Isquierda Cántabra , a través de Páulu M. Alonso, portavoz de la organización socialista cántabra Abora, surgida hace varios años como colectivo asambleario con un planteamiento de izquierdas, anticapitalista, independentista, internacionalista y ecologista. De cara a los próximos comicios, afirman que "Gane quien gane, pierde Cantabria", proponiendo la abstención activa.

Páulu nos felicita por el trabajo "en algo tan necesario como un medio independiente y crítico" y comienza a responder las cuestiones planteadas:

D.S.G. (EnfoCant) - ¿Qué supone el 22-M para Cantabria?

Paulu M. Alonso (Isquierda Cántabra): En conjunto no creemos que vaya a suponer un cambio transcendental. El proceso de destrucción de nuestra tierra y nuestra explotación como clase trabajadora van a continuar, incrementándose en la medida en que no hay un sujeto político popular cántabro fuerte y combativo que permita hacerle frente. Ninguno de los partidos actualmente representados (PP-PRC-PSOE) tiene un proyecto cualitativamente diferenciado para Cantabria, y no parece que haya otras candidaturas con expectativas reales de acceder al Parlamento. Y aún en el caso de que así fuera, su margen de maniobra está muy limitado. En todo caso los resultados electorales, y la conquista o no del Gobierno autonómico por parte de alguna/as de las fracciones del partido único del sistema, abre interrogantes de cara a los grupos de poder y la burocracia de las otras fracciones. En todo caso, lo que está claro es que después del 22-M, el proceso de destrucción a todos los niveles de nuestra tierra seguirá adelante.

- ¿Cuál es la postura de la formación sobre la participación institucional?

Desde ABORA, y en conjunto la Izquierda Cántabra, siempre hemos entendido que lo prioritario es construir un movimiento popular fuerte y de base, que permita ir desarrollando espacios de autogestión y poder popular cántabro. En este sentido, por la experiencia práctica que podemos apreciar en gran parte de las formaciones políticas con una cierta representatividad, entendemos que la participación institucional entraña un fuerte peligro integracionista, que las acaba convirtiendo en apéndices de los poderes reales que subyacen en el estado español (gran capital financiero estatal e internacional) desarrollando dinámicas políticas muy alejadas de los principios transformadores que originalmente se pretendía encarnar. Dicho esto, no negamos que la confrontación dentro del espacio institucional puede abrir ciertos espacios, especialmente de cara a dar voz a los planteamientos transformadores, así como exacerbar las contradicciones del sistema, si se saben utilizar adecuadamente. Por ello entendemos vital constituir un movimiento articulado de manera diferente, donde la dirección política esté alejada del ámbito institucional, y el frente electoral-institucional sea un apéndice subordinado a la base popular del movimiento de liberación. En este sentido, actualmente apostamos por un trabajo político centrando nuestros recursos hacia el trabajo social y de base.

imagen_democracia- ¿Cuál es la postura de la formación sobre el sistema y la nueva Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG)? ¿Y sobre la llamada “Ley de Partidos"?

Las dos medidas sin duda ahondan en una misma dirección: el incremento del autoritarismo y el control social y político. En un contexto de crisis económica, con amplio descontento social latente pero, al mismo tiempo, escasa organización, poca concienciación política y alta desmovilización popular a todos los niveles, estas medidas suponen poner todavía más trabas a las posibles disidencias que haya, o que puedan surgir en el futuro.

Ya estamos viendo cómo la Ley de Partidos se utiliza para perseguir políticamente e investigar a determinados sectores sociales, y no sólo vascos y de izquierda abertzale. Ahí tenemos la UNA asturiana, Los Verdes de Nafarroa o Iniciativa Internacionalista, por ejemplo. En la práctica supone legalizar e instaurar un régimen macartista permanente, donde cualquiera puede ser investigado e incluso, impugnado.

En el caso de la LOREG tenemos, además, que añadir la destrucción de las últimas estructuras institucionales tradicionales que sobrevivían en nuestro país, los concejos de Pesquera y Tresviso, en aras de una mayor centralización y alejamiento de los y las paisanas. Igualmente, la obligatoriedad de recoger un número de firmas para las candidaturas que no hayan obtenido representación, supone una aberración destinada a blindar el régimen de “partidos del sistema” existente hoy día. Actualmente la imposibilidad de legalizar la candidatura FUTURU PAL VALLE en Asturias, al exigirse que todos los firmantes (unos 700) lo hagan ante notario, es sin duda un ejemplo muy grave de hasta qué punto puede llegar esta Ley.

- Resuma sus planteamientos en materia de:

  • Democracia: Poder del pueblo. Capacidad real de gestión y dirección, a todos los niveles, por parte de los/as trabajadores/as y sectores populares cántabros.
  • Educación y Sanidad: Derechos básicos fundamentales de los pueblos y los/as trabajadores/as. Una educación y sanidad realmente universales y de calidad, son garantía de una sociedad sana, libre y con auténtico bienestar. Por ello mismo no puede quedar en manos privadas al albur de intereses particulares.
  • Economía: Debe estar dirigida en función de los intereses de la mayoría social trabajadora cántabra. Entendemos que el control y planificación democráticos de la misma son fundamentales de cara a conseguir un verdadero desarrollo social.
  • Medio Ambiente: Forma parte integral de nuestras vidas. Cualquier planteamiento revolucionario debe, por tanto, apostar por un modelo socialista ecológico donde el respeto a la biodiversidad, el ordenamiento urbano social y verde, la planificación económica racional y el reciclaje, sean ejes fundamentales del proyecto.
  • Forma de Estado: Apostamos por la independencia, puesto que la entendemos como el marco institucional que mejor nos puede permitir llevar a cabo un auténtico desarrollo social, económico, cultural y democrático del pueblo trabajador cántabro.
  • Cultura: Fomentamos una cultura popular cántabra y progresista que parta de nuestras raíces como pueblo, para abrirse al mundo. Que entronque con valores democráticos, medioambientales, emancipadores y social-cooperativos. Entendemos que la cultura no debe quedar instrumentalizada por valores reaccionarios ni por el mundo empresarial.
  • Derechos humanos: La defensa de los derechos humanos debe formar parte de un proyecto socialista integral.
  • Política internacional: Entendemos fundamental apoyar todas las luchas progresistas y antiimperialistas que tienen lugar en el mundo. En este sentido, denunciamos abiertamente el imperialismo y el capitalismo, así como el papel de la UE en ellos.

- ¿Qué postura adoptaría en las siguientes cuestiones “de actualidad”?

  • Paro y precariedad: Reparto del trabajo y reducción de la jornada laboral, aumento del salario mínimo, incremento de los beneficios sociales, especialmente a desempleados/as y rentas bajas. No al despido libre, no a las ETTs. Cambio del modelo productivo.
  • Corrupción política: Hay que ser tajantes con ello. Es necesario un endurecimiento de las penas, así como desarrollar mecanismos de participación, transparencia y gestión democrática y popular, que permitan acabar con las poltronas.
  • Reforma del Estatuto de Autonomía: Apostamos por un nuevo estatuto de autonomía que nos permita disponer del máximo autogobierno posible en materia económica, financiera, política y social; encaminándonos hacia una Cantabria libre, verde, solidaria y desmilitarizada, que defienda los intereses de las clases populares y facilite la participación democrática.
  • Tren de Alta Velocidad para Cantabria: Nos oponemos rotundamente. Defendemos por un sistema público de transporte de cercanías social, verde, público, de calidad y según las necesidades del pueblo trabajador cántabro.
  • Privatización de Caja Cantabria: Es un engaño. Supone un paso más en la descapitalización y la dependencia del país. Apostamos por la nacionalización de la banca y la creación de un banco público cántabro siguiendo criterios de gestión democrática y social.
  • Patrimonio Lingüístico Cántabro: Promocionamos su protección y la defensa de los derechos de los hablantes. Entendemos necesario desarrollar un proceso de dignificación, revitalización y normalización social, siendo el reconocimiento institucional una pieza más del mismo.
  • Plan Eólico: Nos oponemos. Entendemos que es necesario replantearse desde la raíz el modelo energético, reducir los enormes gastos innecesarios por parte de las instituciones, potenciar mecanismos de producción y ahorro energético en cada vivienda y empresa, y que el sector esté bajo control público, popular y cántabro.
  • Emigración juvenil forzada: Uno de los grandes problemas que padece el pueblo trabajador cántabro. Entendemos que es vital garantizar que todos/as los/as cántabros/as tengan la posibilidad de hacer su vida en Cantabria, y no verse obligados/a a emigrar en busca de un futuro.

- ¿Qué espera de l@s cántabr@s en estas elecciones autonómicas y municipales?

Abora: Contra quienes destruyen Cantabria a todos los niveles gracias a este sistema farsario, y ante la inexistencia de unos mínimos democráticos y de un frente popular que pueda forzarlos a través de cauces institucionales, desde Abora y la Izquierda Cántabra, volvemos a proponer a la sociedad la abstención activa, centrándonos en impulsar un movimiento popular cántabro concienciado y organizado, capaz de alcanzar un escenario de democracia popular participativa para las clases populares del país, única realidad que hará posible la emancipación social y liberación nacional del pueblo cántabro.

Esperamos de l@s cántabr@s que cuando se abra ese proceso, que será lento pero continuado, se entusiasmen, movilicen, participen y luchen, porque en nuestras manos estará el presente y el futuro de nuestra tierra y nuestra gente.

 

Para conocer más ampliamente el planteamiento de la Izquierda Cántabra de cara a las elecciones, visita <<22-M: Gane quien gane, pierde Cantabria, ¡No votes!>>

Territorio: