El Ayuntamiento de Santander cede sus instalaciones para un campus del Real Madrid

Redacción
| 24.03.2011

florentino-perezMientras el Racing ha tenido que recurrir recientemente a la compra del club por parte del controvertido magnate indio Ahsan Ali Syed, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, presumía el pasado lunes de anunciar que las Instalaciones de la Albericia acogerán, durante los días 14 y 27 de agosto, un campus deportivo organizado por la Fundación Real Madrid.

Al acto de anuncio acudieron antiguos futbolistas cántabros que militaron en el Real Madrid como Paco Gento, Aguilar, Pachín y Emilio Amavisca.

El evento, bautizado con el “representativo” nombre de “Campus Summer Experience”, está diseñado para la participación de niños y niñas de entre 7 y 17 años, y contempla igualmente la inscripción tanto de jugadores locales como foráneos, con entrenamientos por las mañanas y disputa de torneos por las tardes.

Este campus se une al que el Real Madrid organiza en la ciudad de Nueva York, lo que motivó que el alcalde de Santander:, Íñigo de la Serna, aprovechara para sacar pecho: “ya no se nos compara, con todos mis respetos, con Gijón o Bilbao, ahora con Nueva York, ni más ni menos”, apuntillando su discurso con el enorme orgullo que siente por el papel que el Racing ha ejercido históricamente como sucursal de jugadores de la entidad merengue, destacando que “en las nueve Copas de Europa que ganó el Real Madrid siempre hubo un cántabro”, lo que pone de manifiesto la desigual relación de ambas entidades, donde los talentos fabricados en la cantera del club cántabro terminan ingresando en las filas blancas.

El director del campus, Joaquín Sagués, afirmó que proyectos como éste responden a la política de la Fundación Real Madrid de consolidar “el alma del club” e inculcar “los valores de la entidad”. Nada mejor para afianzar aún más los lazos entre Santander y el Real Madrid.

La plantilla del Racing se entrena en Liébana a casi 2000 metros de altitud

Mientras tanto, Marcelino se llevó a toda la plantilla del club cántabro, a excepción de los convocados para compromisos de selecciones, Lacen y Giovani, a Fuente Dé. El preparador físico del Racing, Ismael Fernández, diseñó una ruta de montaña para oxigenar la sangre de los jugadores, sirviéndose de sus 2000 metros de altitud y aprovechar así el parón de la Liga para ganar la resistencia física que se ha echado en falta en los minutos finales de los últimos encuentros ligueros.

El equipo ascendió en el teleférico a la estación superior de Fuente Dé y emprendió una ruta a pie. El exceso de nieve alteró los planes previstos de volver por el camino recorrido hasta la estación y decidieron continuar la ruta hasta Áliva y desde allí descender por una pista forestal hasta la localidad de Espinama, donde les recogió el autobús. Para finalizar el entrenamiento los jugadores introdujeron las piernas en las gélidas aguas del río Nevandi.

Como colofón a una agotadora jornada en la que los jugadores disfrutaron del maravilloso paisaje de la tierra, siendo, para algunos de los extranjeros como Ariel o Kennedy, una auténtica revelación, el grupo se desplazó a la localidad de Lon para degustar el exquisito cocido lebaniego, compuesto por la sopa, los garbanzos y el compangu.