Buciero Vida Salvaje denuncia la censura que sufren sus denuncias

Diegu S. G. Redacción.
| 29.11.2014

En una nota enviada a EnfoCant, el colectivo Buciero Vida Salvaje (BVS) de Santoña ha hecho una doble denuncia. Por un lado, sobre la actuación del Ayuntamiento en el Polvorín del Dueso, un edificio histórico particular donde se han "volatilizado" 529.000 € "sin asesoramiento ni idea del valor y las características del edificio". Pero además, en lo que es una tónica demasiado habitual en Cantabria, BVS protesta por la censura que ha sufrido su denuncia en la prensa escrita, dibujando "el escenario perfecto para que estas tropelías se sigan cometiendo".

La denuncia del vertedero obtuvo resultados tras aparecer en prensa

Según relatan, hace un mes que BVS puso a disposición de una redactora de El Mundo edición Cantabria información sobre un vertedero que habían denunciado. Este hecho apareció publicado y el vertedero fue eliminado por fin al día siguiente, pese a que el concejal responsable conocía su existencia, incluso con ofrecimiento de colaboración para retirarlo, desde hacía años. Esto puso de relieve la utilidad de los medios de comunicación también para que las denuncias populares obtengan resultados ante la clase política, que frecuentemente sólo reacciona cuando algo se airea en prensa.

La información se corta: "puede la censura previa que ejerce el Gobierno vía subvención"

La intención de BVS, colectivo para la defensa del patrimonio cultural y el medio natural de Santoña, era continuar informando de malas prácticas en su municipio a través de la prensa. Por ello, suministraron información a la redactora de El Mundo sobre el Polvorín del Dueso: entre 2009 y 2010 se llevó a cabo una obra pública por 529.000 euros. La obra fue denunciada en dos ocasiones, consiguiendo detener una de ellas por llevarse a cabo sin asesoramiento, con "el único fin de mover presupuesto y cemento, sin tener ni idea del valor y las características del edificio". "Tuvimos que explicarle al Ayuntamiento que el inmueble contaba con un pozo y un sistema de cableado que en tiempos permitía la derivación de la corriente eléctrica en caso de tormenta", explican desde BVS. A partir de 2011 la nueva corporación del PP "se desentiende del inmueble", quedando la obra del anterior equipo de gobierno (PSOE) "empantanada y paralizada". En 2014 el Ayuntamiento devuelve las llaves del edificio al dueño, sin informar a la población de nada.

Según informa BVS, la periodista de El Mundo consideró entonces que lo sucedido con el Polvorín merecía una página de su diario "si no me da el toque mi jefe". Citan literalmente esta frase para "denunciar el estado de censura en el que trabaja la prensa". Pues bien, tras una insistencia de semanas, finalmente se ha confirmado que la información no aparecerá. "Al diario El Mundo le puede la censura previa que ejerce el Gobierno Autonómico vía subvención", explican desde BVS, apoyándose en que lo reconocen los propios periodistas. En esta ocasión, "ni intentaron" enviar la información a Diario Montañés, "absolutamente tutelado por intereses particulares y políticos", protestan.

Tenemos "el escenario perfecto para que las tropelías se sigan cometiendo"

La nota concluye resumiendo: "los políticos destrozan con tu dinero un edificio histórico cuya titularidad ni siquiera es del Ayuntamiento, las llaves del edificio se devuelven de tapadillo al dueño, nadie se entera de nada y los 529.000 € terminan volatilizándose. Nadie tiene que rendir cuentas de nada y ni la oposición levanta un solo papel". Si las personas acuden a la prensa a fin de que cumpla su función, informar de estos hechos, "lo que nos encontramos es simple censura". Como guinda, los cargos públicos culturales a sueldo del Ayuntamiento "no abren la boca". Este es pues el "escenario perfecto", según denuncia BVS, "para que las tropelías se sigan cometiendo".

Territorio: 

Comentarios

El Diario Montañés se

+1
0
-1

El Diario Montañés se caracteriza por impedir la publicación de muchas denuncias ecológicas tanto fotografías como escritas.

Es curioso también como anulan comentarios dependiendo de sus intereses ideológicos.

Los comentarios racistas son abundantes sin que exista censura sobre los mismos.

Han llegado anularme un comentario extraído de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

En algunas noticias, ejemplo estatua de Franco en Cataluña, ni tan siquiera habilitan los comentarios.

Es extraño lo que defiende esta gente

La asociación creo que no ha

+1
0
-1

La asociación creo que no ha obrado correctamente. Si ven que la segunda nota no se publica tendrían que haberla enviado también a El Diario Montañés y denunciar que ningún medio la ha publicado, no señalar tanto a uno concreto y mucho menos con la periodista de ese medio por delante. Han comprometido y mucho a la profesional de El Mundo. Yo, si fuera periodista de El Mundo o de cualquier otro medio, no contactaría con ellos, por miedo a que me hagan una jugarreta igual. Estoy casi seguro que no volverán a salir en los medios, pero además de por la censura que todos conocemos y padecemos, por torpes.

Serrón