Un vecino de Agüero se queda en la calle tras un desalojo sorpresivo

Carmen T.
| 31.05.2014

Las autoridades judiciales han dejado sin casa a un vecino de Agüeru para el que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca había conseguido un aplazamiento. El desalojo se ha producido el pasado jueves 29 de mayo, apenas una semana después de que se consiguiera la prórroga que, según las negociaciones, debía haber durado al menos mes y medio. La PAH denuncia que el desalojo se ha realizado “casi con nocturnidad”, anulando sus posibilidades de reacción.

El primer intento de desahucio, que tuvo lugar el pasado 22 de mayo, se frenó con éxito gracias a la intervención del pueblo, y la prórroga que lograron tenía como fin permitir a este paisano de Agüeru, José Javier Amigo, tener la oportunidad de buscar otra vivienda. Sin embargo, tras unos escasos siete días en los que el afectado no había encontrado domicilio alternativo, la Guardia Civil y varios miembros del juzgado han acudido a su vivienda y le han echado de la que había sido su casa durante catorce años. El secretismo con el que se ha llevado a cabo la acción ha provocado que no se encontrara oposición al desalojo y ha despertado la indignación de la PAH, que afirma que una orden de desahucio sin fecha ni hora es ilegal.

Tras conocerse los hechos, varios miembros de la PAH de Santander y Torrelavega han acudido, junto con el afectado, al Ayuntamiento de Medio Cudeyo (foto) para tratar de hablar con la alcaldesa. María Antonia Cortabitarte (PP) se encontraba ausente, no se personó en el consistorio y ni siquiera accedió a establecer contacto telefónico con el colectivo, colgando al recibir una llamada suya.

Territorio: