La UC sube el precio de las matrículas

Redacción.
| 24.08.2011

interfacultativoLa Universidad de Cantabria incrementará el precio de sus matrículas un 3’6% para el próximo curso 2011-2012 en licenciaturas, grados, másteres y doctorados, además de en evaluaciones, pruebas, expedición de títulos y derechos de secretaría. Tal y como anunciaron quienes se opusieron al Plan Bolonia, desde su puesta en marcha los precios de las matrículas han subido año tras año. Las evidencias desenmascaran a los principales defensores del plan, entre los que se encuentra el actual rector de la UC Federico Gutiérrez Solana. Los procesos de privatización de la educación avanzan en los estados que aplican políticas neoliberales, como Chile, el Reino Unido y el Reino de España.

La matrícula en el pasado curso 2009-2010 ya se había incrementado en un 4%, a lo que habrá que sumar el incremento del 3’6% para el curso entrante. En su momento, la asamblea 'No a Bolonia' de la Universidad de Cantabria ya alertó del incremento del precio de las matrículas universitarias que traería el “Plan Bolonia”. En este sentido la llamada “Estrategia Universidad 2015”, que supone la consolidación y ampliación de todo el proceso privatizador de la educación universitaria a nivel europeo, traerá consigo otro incremento más del precio de las matrículas, según advierte este colectivo en su blog.

Pero el incremento del precio de las matrículas de la Universidad de Cantabria no es un caso aislado. Incluso más allá del incremento en el resto de universidades del Estado español, los procesos de privatización de la educación universitaria se vienen desarrollando en diferentes lugares del mundo. Si ya en los últimos meses se han desarrollado en Inglaterra multitudinarias movilizaciones estudiantiles en contra de la reforma en la educación superior, que introducía entre otras cosas un incremento notable de las tasas universitarias, las y los estudiantes de Chile están dando al mundo un ejemplo de rebeldía en su lucha contra la privatización de la educación que impone el neoliberalismo. El 9 de agosto, más de 150.000 personas salieron a la calle solo en Santiago de Chile para exigir una educación pública, igualitaria y accesible a todos y todas, enfrentándose a la cruenta represión del gobierno chileno contra los movimientos estudiantiles y dando un paso hacia adelante en la consecución de un marco favorable a las reivindicaciones de aquellos que entienden que las actuales reformas educativas son uno de los frentes más importantes para la perpetuación del sistema capitalista.