El Supremo considera prescrito el presunto cohecho de Diego en el balneario

Redacción.
| 25.02.2015

El Tribunal Supremo ha archivado "por prescripción" la causa por un presunto delito de cohecho contra el presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, Ignacio Diego, y el consejero de Obras Públicas, Francisco Javier Rodríguez Argüeso (PP), debido a su estancia en un balneario de Oviedo en 2010, que fue pagada por Aquagest, una empresa investigada en el caso 'Pokemon'.

La Sala II destaca que no existen indicios de que el posible regalo fuera realizado por la empresa en atención a un acto concreto de los políticos, a su capacidad de influencia o decisión o a su condición de diputados. "No existen indicios de la relación causal exigida por el tipo penal, más allá de la realidad evidente de que los aforados eran cargos públicos cuando se les pagó la estancia en el hotel", expone el auto del magistrado Manuel Marchena, antes de dejar claro que, en cualquier caso, un hipotético delito de cohecho "estaría prescrito" al haber transcurrido tres años desde la estancia en el balneario.

Territorio: