STEC hace responsable también a Diego de la degradación de la situación educativa en Cantabria

Redacción.
| 25.08.2012

ignacio_diegoEl Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha denunciado una vez más la política "indecente" y la actitud personal "impresentable" del Consejero de Educación, Miguel Ángel Serna. Los hechos y las declaraciones que se están sucediendo a lo largo de este mes de agosto, vuelven otra vez "a colmar el vaso de la paciencia de cualquiera que tenga un mínimo de honestidad y de sentido común". Tres han sido, en su opinión, las últimas actuaciones que merecen el cese del Consejero:

Reduce en un 75% las ayudas a la adquisición de material educativo

En primer lugar, el anuncio de reducir en un 75% las ayudas para la adquisición de materiales curriculares, pasando esta partida de cuatro millones de euros el curso pasado (ya ese año se había reducido en relación a cursos anteriores) a sólo un millón. Esta noticia ha estallado como una bomba entre la comunidad educativa de Cantabria. El Colectivo de Estudiantes ha calificado el recorte de "injustificable" y a Serna de "integrista", alegando que “si el Consejero tenía dinero la semana pasada para el concierto del Torrevelo, también hay para las familias cántabras”. El STEC señala en la misma dirección: "el Consejero debería explicar a las familias a las que ahora les quita el dinero de los libros de texto, que sin embargo sí habrá más de un millón de euros todos los años para sostener económicamente el colegio Torrevelo".

Las ayudas se restringirán exclusivamente a familias en situación o en riesgo de caer en la indigencia. Sin embargo, Serna dice que solucionará el problema "que él crea" promoviendo la cesión de libros de texto en los centros escolares. Esta medida (bancos de libros), que en muchos colegios se viene haciendo de forma voluntaria y altruista, "nada tiene que ver con la obligación de las administraciones de garantizar la gratuidad de la enseñanza o, al menos, de desarrollar políticas compensadoras de desigualdades", recuerda el sindicato de profesores, que resume la medida en que "el Consejero sustituye los derechos de las personas y las obligaciones del Estado por la caridad individual".

Mantiene el concierto del Torrevelo pese a la sentencia del Supremo

La segunda actuación de la Consejería ha sido su reacción oficial ante la sentencia del Supremo confirmando la legalidad de la retirada del concierto al citado colegio Torrevelo. Que el Consejero diga que dicha sentencia le da la razón a la hora de devolvérselo bajo el tecnicismo de que ahora el Torrevelo y el Peñalabra forman administrativamente un solo centro, y que por tanto se mantiene en su decisión de concertar estos colegios el curso próximo; demuestra en opinión del sindicato mayoritario de la educación pública cántabra "unas dosis de cara dura política que pocas veces se han visto en esta Comunidad Autónoma". Desde el punto de vista jurídico, tal empecinamiento en mantener la decisión de concertar, parece bastante temeraria y podría estar rozando peligrosas figuras penales como la prevaricación. En cualquier caso, y ya antes de conocerse la sentencia del máximo tribunal, el STEC ya había iniciado todas las reclamaciones y pasos administrativos y jurídicos necesarios para intentar ilegalizar el concierto del Torrevelo.

El transporte escolar, en manos de empresas foráneas

Por último, acaba de conocerse que un tercio de los contratos del transporte escolar para el curso próximo estarán en manos de empresas ubicadas fuera de nuestra Comunidad Autónoma. Como sindicato de clase al STEC le preocupa en primer lugar los puestos de trabajo que pueden peligrar con esta decisión. Y en segundo lugar, como organización cántabra, denuncian que el dinero del erario que esta Comunidad destina al servicio público del transporte no revierta en riqueza para este territorio, sino que termine beneficiando a empresas domiciliadas fiscalmente en otras CC.AA.

En este sentido, el Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT) ha señalado la "indefensión" que sienten las empresas cántabras, alertando del "conflicto social y económico" que puede suponer la resolución del contrato de transporte escolar convocado por la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, y las "graves consecuencias" que puede acarrear si se adjudica este servicio a empresas de fuera de Cantabria.

"Por el conflicto social y laboral de grandes dimensiones que puede producirse, dado que los conductores de las rutas escolares tienen que ser subrogados en sus actuales condiciones y a tiempo completo, no vamos a tolerar a estos empresarios que eliminen contratos estables a jornada completa para hacer otros nuevos, a tiempo parcial (a media jornada), rebajando al 50% el salario de los conductores con la consiguiente rebaja de cotizaciones sociales y de ingresos en la hacienda pública de Cantabria, rompiendo toda la paz y estructura social construida durante años", subraya SCAT.

Asimismo, puntualiza que en los próximos años vencen las concesiones de líneas regulares de transporte de viajeros por carretera en Cantabria, "todas ellas deficitarias, constituyendo un agravante extraordinariamente peligroso a la situación que se ha creado".

"Podemos encontrarnos con un desempleo importante en el sector porque no existan empresas que quieran concursar a ellas, con una importante y significativa capa de la población de Cantabria, desprotegida y sin transporte público de viajeros por carretera", advierte.

SCAT subraya que la Consejería de Educación está "a tiempo de reconducir esta situación" y advierte que, de no adoptarse medidas, es muy probable que los trabajadores del sector "decidan en asamblea general secundar una posible convocatoria de huelga".

Petición de dimisión o cese de Serna y responsabilidad de Diego

Estos sindicatos cántabros recuerdan que desde distintos ámbitos y diversas organizaciones de todo tipo vienen pidiendo el cese o la dimisión del Consejero Serna. El STEC ya lo ha hecho en varias ocasiones. De nuevo lo vuelven a hacer, "más cargados de razones" y ya "hartos" de un consejero que "en muy poco tiempo ostenta el triste honor de ser el peor responsable de Educación que ha conocido Cantabria". El Presidente Diego, con sus últimas declaraciones volviendo a respaldar al Consejero, se hace cómplice de esta situación y por tanto plenamente responsable del deterioro educativo actual que amenaza con generar una situación "explosiva" a lo largo del curso que empezará dentro de pocas semanas.

Territorio: