Regüelta replica la persecución policial y el intento de criminalización mediático

Adrián G. Gómez
| 12.02.2014

Ante el reciente artículo publicado el pasado domingo en la web de Europapress, en el que señalaba a varias organizaciones de todo el Estado y las calificaba como grupos de “extrema izquierda radical potencialmente violentos”, Regüelta (que aparecía en dicho artículo) ha emitido una nota de prensa manifestando su postura al respecto.

El colectivo juvenil cántabro ha expresado que con este artículo, tanto Europapress como otros medios en los que el artículo se ha publicado, solo se pretende criminalizar la lucha por motivos ideológicos. Además, acusan la creciente represión hacia los movimientos que se oponen al régimen político actual y sugieren que los responsables y culpables de la actual crisis económica y social son los que deberían estar vigilados.

“Nosotras con lo que nos identificamos es con todas aquellas personas y colectivos que colaboramos en la lucha”, dicen para explicar que no aceptan la etiqueta de “extrema izquierda radical”, pues consideran que con ella solo se pretende “crear una alarma social y criminalizar” su organización.

Regüelta es una organización política que lleva en activo desde 1998, realizando una actividad pública y comprometida con “las clases populares cántabras participando en multitud de luchas sociales que se han desarrollado y tienen lugar en el presente en nuestra tierra”.

El colectivo ha señalado que en el presunto informe policial del que se hace eco Europapress trata de criminalizarles “única y exclusivamente” por sus principios ideológicos y sus objetivos. “Que la policía considere que trabajar por una Cantabria libre, socialista y no sexista deba ser motivo de vigilancia y control da que pensar acerca del régimen de falta de libertades en que vivimos”.

¿Quién merece la atención de las fuerzas de seguridad?

Para finalizar la nota de prensa, sugieren que los que realmente "merecen la atención de las fuerzas de seguridad", empleando la terminología del artículo,  son “los banqueros que estafan a miles de ancianos y desahucian a decenas de familias, los constructores que destrozan nuestro territorio y las élites políticas que actúan a su servicio y nos obligan a emigrar y a trabajar en condiciones deplorables”.

Territorio: