El PP se excusa en la crisis para reducir al mínimo la pluralidad parlamentaria y facilitar la mayoría absoluta

Diegu S.G. Redacción.
| 13.10.2011

ignacio_diego_jurandoHace días Mariano Rajoy marcaba la senda en la 'Convención Nacional' del PP. El primero en seguirla ha sido el Gobierno de Ignacio Diego que, como ya anunció en Málaga, tiene redactada la ley para reducir el número de diputados en el Parlamento autonómico.

Aunque el PP quiera presentarlo ante la opinión pública como un recorte presupuestario, es consciente de que rebajar de 39 a 35 escaños la pluralidad del Parlamento de Cantabria le facilitará en el futuro la consecución de unas mayorías -absolutas- que en el reparto actual sólo alcanzó por el descalabro del PSC-PSOE.

El resto de partidos con representación ya se han mostrado contrarios. Desde el PRC afirman que "si Diego pudiera, suprimiría todos los parlamentarios". Por su parte, el PSC-PSOE cree que el PP intenta "asegurarse mayorías absolutas con más facilidad" y "desviar la atención" para ocultar que "no están haciendo nada".

Está previsto que el proyecto de ley entre próximamente en el Parlamento autonómico, pues el PP no tiene inconveniente en que el debate se produzca durante la campaña electoral, dado que pretende publicitar la iniciativa como si su objetivo fuera el ahorro de dinero público. Sin embargo, el ahorro por los 4 parlamentarios no alcanzará los 200.000 euros anuales, una décima parte de lo que destinó el Ayto. de Santander a la contratación de ganaderías y toreros en la última Feria de Santiago.

El Estatuto de Autonomía de Cantabria fijaba entre 35 y 45 el número de parlamentarios, por lo que el PP plantea fijarlo en el mínimo, que por un lado no le sitúa en la incómoda posición de abrir un proceso de reforma estatutaria, pero sí que con 35 escaños deja un escenario de futuro suficientemente favorable para mantener la mayoría absoluta.

El caso de Cantabria es, por el momento, único, pues ninguna otra comunidad autónoma se ha planteado reducir el número de escaños de sus parlamentos. La Rioja, con poco más de la mitad de la población. cuenta con 33 diputados en su Parlamento. Otra comunidad uniprovincial como Asturias, con un millón de habitantes, forma su parlamento con 45 diputados y dispone de un presupuesto de 14 millones de euros, frente a los 8 del Parlamento cántabro. Además, el mínimo para acceder a la cámara no es el antidemocrático 5% fijado en el caso cántabro, sino el 3% que corresponde prácticamente a un representante.

PRC: "los principios básicos del sistema democrático comienzan a estar en peligro en Cantabria, si pudieran suprimirían los 39 diputados"

El portavoz del Grupo Regionalista en el Parlamento, Rafael de la Sierra, se ha despachado a gusto afirmando que el presidente Ignacio Diego, sufre "alergia" al control parlamentario y cree que si pudiera "suprimiría los 39 diputados".

Para el portavoz regionalista, los principios básicos del sistema democrático "comienzan a estar en peligro en Cantabria" y las manifestaciones de Diego "son la última prueba". "Sólo hemos tenido que hacer una crítica leve y razonada a la medida demagógica del nuevo presidente sobre la reducción del número de diputados, para que este personaje comience a insultar y a descalificar, en la más auténtica tradición del pisapuros que nos alucinó en la campaña electoral", argumenta.

De la Sierra responde a Diego que quien "debería avergonzarse" es él, por haber incumplido "todos los compromisos asumidos en su campaña electoral para el periodo de 100 días ya finalizado" y "haber mentido de manera tan evidente y tan grosera a cientos de miles de cántabros".

Finalmente señala que todavía no se percibe con claridad "el pobre y mezquino mensaje" que Diego "trata de hacer pasar por alta estrategia política y buen gobierno", gracias a "las fanfarrias de algunos medios de comunicación adictos al régimen y la adulación estentórea de algunas personas y colectivos profesionales del peloteo, junto a la relativa desorientación lógica de muchos ciudadanos", De la Sierra advierte que esas fanfarrias "bajarán poco a poco el volumen de la melodía, la adulación vendrá a ser doméstica y poco bulliciosa y la desorientación comenzará pronto a orientarse, a la vista de los resultados".

PSC-PSOE: el PP intenta "asegurarse mayorías absolutas con más facilidad" y "desviar la atención" para ocultar que "no están haciendo nada"

La vicesecretaria General del PSC-PSOE, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha manifestado en un comunicado que la reducción del número de diputados no es "no es el debate real que está en la sociedad". Para Díaz Tezanos, los paisanos demandan un mayor desarrollo y profundización de la democracia, por lo que "el número de diputados no es el problema".

Los social-liberales sostienes que lo que esconde esta propuesta es reducir la pluralidad y la representatividad de los parlamentos y posibilitar así alcanzar mayorías absolutas con más facilidad. "Tanto Diego como su partidos acostumbran a lanzar un globo sonda para generar un debate artificial, convertir la anécdota en categoría y distraer la atención sobre la inacción de su Gobierno", han añadido.

El PSOE subraya que con esta "ocurrencia" Diego intenta "tapar" que Cantabria se encuentra paralizada y que los ciudadanos "siguen a la espera" de conocer cuales son las propuestas y medidas para solucionar los problemas que tienen, especialmente el del desempleo.

ADIC considera la reducción de diputados "un fraude democrático"

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) considera que la propuesta del Presidente de Cantabria, Ignacio Diego, "es un desprecio, en toda regla, al concepto del parlamentarismo" pues "responde exclusivamente a intereses partidistas al favorecer a las mayorías".

Según ADIC, la medida no tiene ningún otro sentido que "la perpetuación en el poder" y "la consolidación de las mayorías". El reducido ahorro que supondría la medida, no compensa la pérdida democrática en términos de parlamentarismo. "Si hay que ahorrar, hay antes muchas otras partidas que esta para hacerlo", incluso "el propio régimen retributivo de los diputados o su dedicación", señalan.

"El Parlamento, su representatividad, da virtualidad y efectividad a las instituciones y enriquece el poder legislativo y el control al Gobierno", defienden. "Con menos diputados, la esencia del sistema se desvirtúa y la comunidad se acerca a lo que sería, de facto, una Diputación Provincial", en lo que consideran "un desprecio al régimen autonómico".

Para ADIC, tras 30 años de autogobierno, "esta decisión supone un grave retroceso en la representación popular", que además "se impone desde la mayoría parlamentaria de un solo partido". Justificar la medida en el ahorro "es un engaño manifiesto" que en realidad pretende tapar "la ineficacia de los propios partidos": "De entrada, basta con revisar las dedicaciones parciales o exclusivas de los diputados y rebajar los salarios y dietas para ahorrar en términos económicos", señalan. Pero "a nadie se le escapa" que en San Rafael "hay y siempre ha habido diputados cuyas aportaciones fueron inexistentes o escasas", dado que los partidos siempre "han completado sus listas con estómagos agradecidos, favores y compromisos familiares".

ADIC, concluye que perder diputados "es perder margen de actuación y control, sobre todo para la oposición; es rebajar la autonomía y reducir el autogobierno". Si debiera producirse una reforma, para ADIC sería aumentar la pluralidad pasando "del 5% actual al 3%" el acceso al Parlamento cántabro.

Territorio: