PP y PRC pactan con Falange para repartirse el Ayuntamiento de Santoña

Redacción.
| 12.06.2011

EMonumento_a_Carrero_decoraul PP, el PRC y el Movimiento Falangista gobernarán los próximos cuatro años el Ayuntamiento de Santoña tras el pacto alcanzado por las tres formaciones políticas, que votarán este sábado, cuando se constituye la Corporación, a la candidata conservadora Milagros Rozadilla, como alcaldesa del municipio.

La alcaldesa en funciones, la social-liberal Puerto Gallego, que ha sorprendido por su defensa a ultranza de la figura de Carrero Blanco durante su mandato, asumía su paso a la oposición, afirmando "haber aprendido" el mensaje de los vecinos.

En un escueto comunicado, el PP explicó que se ha sellado este pacto con el partido fascista para los próximos cuatro años, con el objetivo de conformar "un gobierno local estable que permita establecer unas bases firmes y sólidas para desarrollar políticas eficaces en el municipio", a través de su nueva alcaldesa Milagros Rozadilla, vinculada laboralmente a Instituciones Penitenciarias.

El comité local del PRC en Santoña también ha emitido un comunicado en el que aseguran basarse "en los principios de trabajo, transparencia, información recíproca y dedicación al servicio público desde la austeridad, velando en todo momento por los intereses generales de la villa". Añaden además que el PRC asume "este nuevo reto con ganas, trabajo, implicación y honradez absoluta”, trabajando "para estar a la altura de la confianza depositada por todos nuestros votantes”, señalan. Está previsto que su único concejal, Fernando Palacio, se haga cargo de la cartera de Medio Ambiente.

Hay que recordar que esta será la segunda vez que el Ayuntamiento de Santoña esté gobernado por un equipo de gobierno compuesto por el PP, el PRC y el Movimiento Falangista, tres formaciones políticas que acordaron ya en 1999 unirse para gestionar el municipio. Sin embargo, sólo dos años después de ese pacto, el PSOE presentó una moción de censura contra el regidor del PP y propuso a su entonces concejala Puerto Gallego como alcaldesa, que salió elegida con el voto de los concejales del PSOE, un tránsfuga del PRC y el representante del Movimiento Falangista, que gobernó con el PSOE.

La distribución de las concejalías en Santoña en 2011 es cuanto menos particular, puesto que a la mayoría conservadora del PP, hay que añadir la presencia en pleno siglo XXI de un concejal falangista (Leoncio "Fito" Calle), de dos concejales del partido nacionalista español UPyD, de un regionalismo acostumbrado a pactar con la ultraderecha, así como de un PSOE que en 1996 inauguró formalmente un monumento a Carrero Blanco, "El Ogro", mano derecha de Franco, nacido en la villa marinera al encontrarse sus progenitores vinculados al patronato militar que allí se emplaza, y que aún hoy continúa alojando a "prepas", entre los que suele haber presencia de grupúsculos ultraderechistas que han sido protagonistas de enfrentamientos con los jóvenes de la villa cuando salen de fiesta.

Precisamente el monumento al Almirante fascista asesinado por ETA saltó de nuevo a las primeras planas en los últimos años. Primero en 2002 cuando la Corporación, con el concejal de Educación y Cultura Tirso Hortigüela (PSOE) a la cabeza, homenajeó a Carrero Blanco, a quien la alcaldesa social-liberal Puerto Gallego enmponderara en la revista municipal como "gran figura de la estrategia naval española". Después, cuando a raíz de las enésimas pintadas de "demolición ya", "esto no es democracia" o "campeón de altura" reivindicadas por Regüelta, la misma alcaldesa anunciara que iba a perseguir a los causantes. Y de nuevo, cuando a raíz de la Ley de Memoria Histórica -que por Santoña pasó de largo-, el concejal falangista y Presidente del Comité de Entrenadores de la Federación Cántabra de Fútbol, que ocupará esta legislatura la concejalía de Patrimonio y Vivienda en el gobierno con PP y PRC, Leoncio Calle, amenazara con "dar hostias" y "tiros si hace falta" a quien pretendiera hacer cumplir la ley. 

En una semana en la que han corrido ríos de tinta y reproches entre PP, PSOE y PNV sobre el posible veto a Bildu en los ayuntamientos vascos, en la localidad trasmerana de Santoña los dos partidos más votados de Cantabria, PP y PRC, han pactado con el último rescoldo falangista-fascista que queda con representación en el Estado Español, para hacer concejal a un santoñés que amenazó con disparar su "escopeta de cinco tiros" contra quien pretendiera hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica, sin que hayan trascendido comentarios -mucho menos acciones judiciales- sobre la calidad democrática, la legalidad de los partidos o la condena de la violencia.

 

 

[Foto: Monumento a Carrero Blanco inaugurado por el PSOE en Santoña, con pintadas de "Campión d'altura" y "Endependencia"]

Territorio: