El nuevo ayuntamiento castreño pretende reintroducir la Tauromaquia

Redacción.
| 30.08.2011

plaza_castroEl nuevo concejal de festejos del ayuntamiento de Castro Urdiales pretende reimplantar los espectáculos taurinos en la plaza de toros de la ciudad. Autoproclamado “protaurino”, Javier Muñoz ha manifestado su interés en recuperar las actividades relacionadas con el mundo del toreo, pese a los elevados costes que suponen, así como en crear un museo taurino "con fotos antiguas, utensilios, cabezas de toros y ese tipo de cosas. Es una idea que tengo entre ceja y ceja".

Desde que comenzó la legislatura anterior en 2007, en la que Arancha Gorriarán (antitaurina confesa) fuera concejala de festejos, en la localidad no se ha organizado ningún evento de estas características. En su lugar, la plaza de toros ha acogido algunos conciertos y actos deportivos. Sin embargo, estos eventos no han sido suficientes para frenar el progresivo abandono del lugar y evitar el decadente estado en el que ahora se encuentra el edificio, una obra casi centenaria del arquitecto Eladio Laredo, importante patrimonio local.

Para Javier Muñoz, el nuevo edil de festejos, la forma más eficaz de conservar y potenciar el uso de la plaza es precisamente retomar los espectáculos taurinos, pese a que haya reconocido que es “casi imposible” que el ayuntamiento pueda hacer frente a los gastos que ocasionaría una corrida: “me he informado y es mucho dinero”. Aún así, se está tratando de organizar otro tipo de espectáculos relacionados con la tauromaquia, aunque de menor coste (como recortadores o vaquillas). Además, el concejal ya ha decidido poner en práctica un nuevo proyecto, la creación de un museo taurino en los bajos de la plaza: “Intentaré recopilar fotos antiguas, utensilios taurinos, cabezas de toros y este tipo de cosas para poder colocarlas incluso en las paredes. Es una idea que tengo entre ceja y ceja y la voy a sacar adelante”. Por otro lado, buscando siempre relanzar el edificio como lugar para la celebración de eventos, ha afirmado que el gobierno organizará también “todo tipo de espectáculos, taurinos o de otro tipo”.

El alcalde, Iván González, está encargándose de determinar el estado de la plaza y de realizar los arreglos que consideran necesarios para albergar y desarrollar estos proyectos.

Rasines, por contra, suspende la novillada por considerar "inmoral" su gasto (24.000 €)

Opuestamente a la postura del PP en Castro, el ayuntamiento de Rasines, presidido por Jaime Bonachea Pico (PSOE-PRC), ha decidido no organizar espectáculos taurinos que estaba previsto tuvieran lugar en el pueblo durante las fiestas patronales de la Virgen de Villasomera. Dicho espectáculo, una novillada, suponía un gasto de 24.000 euros que el ayuntamiento no se podía permitir. Tachando de “inmoral” la posibilidad de gastar tanto dinero en un festejo, el equipo de Gobierno sustituyó esta actividad por una exhibición de otras características y cuyo coste no sobrepasara los 6.000 euros. Los 18.000 que no se inviertan en esta fiesta irán destinados "a políticas sociales o a mejoras de servicios municipales".

 

[Imagen antigua de la plaza de toros de Castro Urdiales, extraída de http://www.lostorosdanyquitan.com ]