Los movimientos sociales responden a esta reforma constitucional, considerada "un golpe de estado de los mercados"

Redacción.
| 03.09.2011

yoquierovotar3La que hasta ahora parecía la "sacrosanta e intocable Carta Magna que todos los españoles de bien nos dimos para la convivencia democrática" ha sido reformada para introducir un principio económico neoliberal, en dos semanas, sin referéndum, ni apenas debate público.

Como no podía ser de otra manera, esto ha despertado una rápida respuesta de los movimientos sociales, que reclaman una cuestión tan básica como la soberanía popular y el derecho a decidir y que en algunos casos cuestionan, desde diferentes sensibilidades, la legitimidad de la propia Constitución. Varios colectivos de izquierda de Cantabria han anunciado ya movilizaciones para los próximos días.

La limitación del techo de gasto para la Administración Pública en la Constitución española es, a todas luces, un ataque frontal contra los derechos sociales básicos perpetrado por el PSOE y el PP atendiendo, una vez más, a los intereses de los mercados y de las grandes oligarquías financieras de dentro y fuera del Reino. La reforma, además, ha evidenciado la contradicción de quienes desde siempre han cerrado las puertas a modificaciones del texto en otros sentidos: la vivienda, la sanidad o la educación como derechos fundamentales, el derecho de autodeterminación como derecho colectivo o la abolición de la corona, han sido varias de las reivindicaciones históricas de muchos movimientos sociales que se han encontrado con una interesada rigidez de la “Carta Magna”.

Para CNT Santander, la reforma es “de tal envergadura, que requiere la participación amplia de la población a través de un referéndum”. El Estado español es “el alumno más aventajado de la clase en la aplicación del programa de reformas y recortes” establecido en el “Pacto del Euro”, que incluye “el aumento de la edad de jubilación y recorte de las pensiones, reforma laboral con el objetivo expreso de reducción de los salarios, reforma del marco de la negociación colectiva, etc.”

Amnistía Internacional también ha manifestado su malestar por la reforma constitucional, en la que no se contempla la inclusión de la vivienda y la salud bajo el epígrafe de derechos fundamentales, que facilitaría su protección, garantías y exigibilidad.

Movilizaciones

En Cantabria, los movimientos sociales ya han anunciado su respuesta a la reforma con diferentes movilizaciones, exigiendo que la población pueda votarla y en ocasiones cuestionando la legitimidad tanto de esta medida como de la propia Constitución. El movimiento 15M debate si convocar una manifestación para el próximo 6 de septiembre en Santander a las 19:30 en respuesta al “reformazo”, que coincidiría con la de otros colectivos, entre ellos los sindicatos mayoritarios (CC.OO. y UGT). La marcha discurrirá desde la Numancia hasta la Plaza Porticada. El colectivo 'Democracia Real Ya Santander, por su parte, convoca a una concentración frente a la delegación de Gobierno el domingo día 4 a las 12 h. de la mañana.

CNT Santander ha organizado un acto informativo para el día 8' en la Plaza del Ayuntamiento y una charla-debate en el local del sindicato a las 19:00 del sábado día 10. Por su parte, UGT, CC.OO., USO, IU, ALOUDA, Asamblea de Estudiantes, Cantabria por el Sáhara, Interpueblos, Coordinadora de ONGs, Juventudes Comunistas de España y JOCE en Cantabria convocan una concentración frente a la Delegación de Gobierno el día 3 y una manifestación por las calles de Santander para el martes 6.