La Montaña defenderá sus acuíferos del fracking

Redacción.
| 17.08.2011

P1000536En una nueva jornada de trabajo informativo, vecinos y colectivos preocupados por el fracking han repartido folletos entre los asistentes al Día de la Montaña en Cabezón, alertando de los peligros de esta técnica de extracción de gas. Por su parte, la Mancomunidad Saja-Nansa ha interpuesto ante el Consejo de Gobierno de Cantabria el pasado 4 de agosto un recurso de reposición y solicitud de suspensión del permiso de investigación de hidrocarburos dn la comarca.

El Día de la Montaña en Cabezón de la Sal ha servido de nuevo como jornada informativa de alerta contra el fracking, proyecto de extracción de gas tramitado con “el máximo oscurantismo por la Administración”, según llevan denunciando, desde hace en torno a un mes, un grupo de vecinos y colectivos que se oponen al mismo.

En el Acto Institucional, varias de estas personas han exhibido camisetas con letras de cuya alineación resultaba la frase “Fracking no”, acompañados del anciano Arquetu, ser de la mitología cántabra que da nombre al proyecto. Al mismo tiempo, otro grupo de personas repartían en los exteriores de Parque Conde San Diego, donde se celebraba el acto, panfletos explicativos de la técnica y sus consecuencias, así como información de la paralización de proyectos de este tipo en Francia o en el Reino Unido, donde en las zonas en las que se ha practicado fracking se han registrado pequeños terremotos. Ya por la noche, los activistas han participado en el desfile de carrozas con unas camisetas -decoradas en un taller por la mañana- en las que se podía leer “Des-peña el fracking”. Lemas como “Que, que no, que no queremos fracking” o “cuando la vacuca beba el agua contaminada, la vacuca se te muere y la leche envenenada” han sido coreados a lo largo del recorrido.

Según señalan los activistas, “la gente está cada vez más informada, lo cual es un gran paso adelante”. El buzoneo de 5.000 cartas llevado a cabo en los nueve municipios que se verían afectados, así como el creciente interés de los alcaldes de la zona han despertado la alarma de los vecinos. “Mucha gente pregunta si vamos a pedir firmas y asegura su disposición a manifestarse en contra”, explica un portavoz.

Los pueblos afectados son Ruente, Cabuérniga, Los Tojos, San Vicente de la Barquera, Cabezón de la Sal, Valdáliga, Rionansa, Udías y Tudanca, cuyos vecinos "preocupados" cuentan con el apoyo de nueve colectivos: Asamblea 15-M Cabezón de la Sal, Agitación Rural, Asamblea 15M Torrelavega, Asamblea 15M Santander, Ecologistas en acción, ARCA, Democracia Real Ya, Regüelta y Asamblea contra el TAV.

La anécdota del Día de La Montaña se vivió cuando el presidente autonómico Ignacio Diego (PP), que en su discurso llamó a "reinventar la autonomía", confundió su protocolo en el acto del izado de banderas, y en lugar de acercarse a los jóvenes que portaban la bandera de la autonomía cántabra, paradojas del subconsciente, se dirigió a los que portaban la bandera española, siendo este hecho recogido en la prensa local.

Recurso de la Mancomunidad

Por su parte, la Mancomunidad Saja-Nansa, a través de su presidenta y alcaldesa de Los Tojos, Mº Belén Ceballos De la Herrán (PP),  ha interpuesto ante el Consejo de Gobierno de Cantabria el pasado 4 de agosto un recurso de reposición y solicitud de suspensión del permiso de investigación de hidrocarburos “Arquetu”. Concedido a la empresa Trofagás Hidrocarburos (filial de BNK Petroleum de EEUU) incluye a partir del segundo de los 6 años concedidos la técnica del “fracking” en un área de 24.876 hectáreas de los municipios de San Vicente de la Barquera, Valdáliga, Rionansa, Tudanca, Udías, Cabezón de la Sal, Ruente, Cabuérniga y Los Tojos.

En el recurso se subraya la legitimidad de la entidad supramunicipal para interponer el recurso, se argumenta que “en modo alguno se ha procedido a informar a ninguno de los ayuntamientos afectados” cuando con un proyecto “de estas características” se debiera “haber tramitado dando audiencia desde el principio a los ayuntamientos”. Por ello, solicitan que se “suspenda de forma cautelar la eficacia del decreto” que Juan José Sota y Dolores Gorostiaga firmaron a favor de este permiso.

La Mancomunidad solicita que se lleve a trámite la preceptiva autorización ambiental “con la máxima rigurosidad”. Detallan asimismo en su escrito la gran cantidad de espacios naturales protegidos y de elementos del patrimonio cultural de Cantabria (castros, cuevas, vías romanas…) que alberga la zona. Por último, reclaman que haya transparencia respecto a la investigación y que se detallen “los productos que se inyectarán para estimular la fractura de la roca y extraer el gas”, a la vez que alerta de la posibilidad de afectar la zona, sus recursos hídricos y su fauna.