Más de 50 sucursales de Caja Cantabria boicoteadas por afectados por las preferentes

Marcos M.R. Redacción
| 16.09.2012

En la madrugada del pasado martes 11 de septiembre más de 50 sucursales de Caja Cantabria fueron boicoteadas en diferentes puntos de la Comunidad Autónoma,  quedando buena parte de ellas inservibles durante toda la mañana.

Las acciones fueron llevadas a cabo por varios grupos de afectados por la comercialización de Caja Cantabria, ahora privatizada y formando parte del banco Liberbank,  de las participaciones preferentes desde el año 2001. Éstas son un complejo producto de inversión de elevado riesgo que se ofreció como si fuera un depósito seguro a plazo fijo. Por ello,  los afectados muestran su enfado y desencanto con la actitud de Liberbank y su presidente a la hora de ofrecerles algún tipo de solución.

Entre otras cosas, bloquearon cerraduras, pintaron en las paredes y cristales de las sucursales, vertieron sustancias “malolientes” e inutilizaron varios cajeros automáticos.

Después de llevar a cabo varias protestas pacíficas para dar a conocer la estafa de la que han sido víctimas unos 5000 cántabros que tienen sus ahorros inmovilizados en Caja Cantabria por culpa de las preferentes, un sector han decidido pasar a realizar estas acciones con el principal objetivo de "hacer un poco de presión".

Además avisan de que están "dispuestas a pasar a acciones más contundentes", porque se encuentran "muy, muy indignadas" e incluso "desesperadas" en algunos casos.

Las acciones fueron llevadas a cabo por varios grupos de afectados por la comercialización de Caja Cantabria, ahora privatizada y formando parte del banco Liberbank,  de las participaciones preferentes desde el año 2001. Éstas son un complejo producto de inversión de elevado riesgo que se ofreció como si fuera un depósito seguro a plazo fijo. Por ello,  los afectados muestran su enfado y desencanto con la actitud de Liberbank y su presidente a la hora de ofrecerles algún tipo de solución.

Entre otras cosas, bloquearon cerraduras, pintaron en las paredes y cristales de las sucursales, vertieron sustancias “malolientes” e inutilizaron varios cajeros automáticos.

Después de llevar a cabo varias protestas pacíficas para dar a conocer la estafa de la que han sido víctimas unos 5000 cántabros que tienen sus ahorros inmovilizados en Caja Cantabria por culpa de las preferentes, un sector han decidido pasar a realizar estas acciones con el principal objetivo de "hacer un poco de presión".

Además avisan de que están "dispuestas a pasar a acciones más contundentes", porque se encuentran "muy, muy indignadas" e incluso "desesperadas" en algunos casos.

Territorio: