Estado del Malestar continúa sus concentraciones representando una boda entre Gobierno y poderes financieros

Redacción
| 07.04.2011

malestar.org_cantabriaEstado del Malestar se define como "un movimiento ciudadano con diversidad ideológica pero con un denominador común: la indignación y el cabreo" ante un sistema político y financiero por el que se sienten "traicionados" y que "no da más de sí". Considerando que viven "en una democracia" reivindican "ser escuchados", por lo que se hacen oír concentrándose todos los viernes en diversas ciudades del Estado. Este movimiento, coordinado a través de las redes sociales de internet, llegó a Cantabria en febrero y desde entonces se han convertido en habituales de los viernes a las 20 h. en la Plaza Porticada.

La declaración de intenciones de este grupo comienza con "no somos ningún partido político ni ningún sindicato", expresión muy significativa del desencanto de la sociedad con los grandes partidos y organizaciones sindicales. En este sentido, se autoproclaman "las generaciones engañadas a las cuales se les vendió un gran futuro, con un sólido bienestar y las que iban a tener el mundo a sus pies. En cambio somos las generaciones estafadas, infravaloradas y olvidadas, las cuales creen estancadas en el sofá delante del ordenador o de la TV".

Y es que pese a ser considerado por algunos analistas como "un colectivo eminentemente urbano y joven, adscrito a la ola de nuevos movimientos sociales de tipo cybernético sin referente ideológico", no se quedan en la red y se caracterizan por una movilización muy constante a pie de calle, con técnicas innovadoras. Si el pasado viernes organizaron una charla impartida por un profesor de Derecho de la Universidad de Cantabria "sobre el sistema electoral español", para hoy viernes está prevista "una boda entre el Gobierno y los poderes financieros", en palabras de uno de los organizadores. Los regalos para los novios serán del tipo "precariedad laboral", "aumento de la edad de jubilación", etc., y al finalizar se lanzará dinero en lugar de arroz.