“Cantabria debe convertirse en una ciudad-región”

Redacción
| 11.04.2011

autopistaLa intervención de Guillermo de la Dehesa, director del Centro de Investigación de Política Económica de Londres, consejero del Banco Santander y economista, durante la celebración del Foro El Diario Montañés Multimedia el pasado miércoles en el casino de Santander ha sido noticia en todos los medios de ámbito autonómico. De la Dehesa afirmó que “Cantabria debe convertirse en una ciudad-región”, ya que son las “grandes ciudades” las que generan mayor porcentaje del PIB de los países desarrollados. La “gran ciudad” ocuparía todo el norte de Cantabria, desde Gijón hasta San Sebastián y sería una urbe “costera, sin espacios”.

Para Guillermo de la Dehesa es necesario “duplicar la capacidad de la A-8” y construir un AVE que conecte Cantabria con Madrid a través de Bilbao. Son los esfuerzos que Cantabria debe llevar a cabo para “propulsar como sea el ser una ciudad que empieza en Bilbao o San Sebastián por la costa, siga por Castro Urdiales y llegue hasta Gijón y Oviedo.” Asimismo, de la Dehesa alabó los esfuerzos del Gobierno de Cantabria en ese sentido, a través de la inauguración del tanque hidráulico en el Parque Científico y Tecnológico y la “gran obra de Colegios del Mundo en Comillas” que, según afirmó, “atraerá a talentos internacionales a Cantabria.” También valoró como muy positivos los planes del Gobierno de Cantabria respecto a la energía eólica, que consideró acertados para Cantabria y propuso la especialización en esa forma de producción de energía.

Según el economista, está “archidemostrado” que la aglomeración en ciudades es un factor que aumenta la productividad. Para explicarlo, destacó que existen en el planeta 600 áreas metropolitanas producen el 60% del PIB mundial. Para de la Dehesa, “ese es el futuro”, por lo que llamó a “conseguir tener una ciudad-región que logre aumentar notablemente la productividad actual.”

Las ideas expuestas por Guillermo de la Dehesa confrontan directamente con el modelo de desarrollo propuesto por organizaciones ecologistas y otros movimientos sociales. Según fuentes ecologistas, lo expuesto por el economista consejero del Banco Santander “va acorde con las actuaciones de las instituciones cántabras”, quienes llevan años trabajando “en la línea del desarrollismo sin límites”, que busca la creación de riqueza únicamente para “determinadas personas y determinados fines”. Según los ecologistas, el futuro de Cantabria “no puede pasar por la destrucción medioambiental y la imposición de un determinado modelo de sociedad”, cuestiones “radicalmente contrarias” al modelo de desarrollo y de organización social “hacia el que estamos obligados a avanzar”.

Territorio: