Sinciu pola energía: ¿repetí-la hestoria?

Jisús S. Redacción.
| 22.08.2011

saltos_del_nansaLa autorización a la empresa Trofogás pa buscar gas nel ocidenti de Cantabria gastando la ténica del tronzamientu hidráulicu, genera preocupación polos sus gravis peligros ambientalis, peru pala cuenca'l Nansa puei ser tamién una hestoria que se repite: la sicura d´energía arramplando un valli.

El Nansa ya pagó el sinciu por alcontrar juentis d´energía alternativas a cualquier preciu enos años 50, cuandu asubiáas por una ditaúra que s´alampaba pola autarquía, levantárinse las infraestruturas de los saltos del Nansa. Una impresionanti presa ena Peña Beju (La Cuílla, en Polaciones) y cuatru fábricas de luz ríu abaju conetáas por un inmensu canal aprovechando lo pindiu del valli. Un canal que no solu arrecuege l'augua del ríu, sino que chumpa cáa valleja o regatu pa jacer energía. Una infraestrutura asina sedría imposibli jacela aguañu pola legislación ambiental y el jartu impautu social peru la empresa Saltos del Nansa (abora propiedá d'Acciona) lleva 60 años jiciendo dineru con ella. Amás lu jaz esplotándola de mou irregular, tomando augua de cataciones ilegalis y nu respetando el caudal culógicu mínimu del ríu. Una situación que lleva años denunciando la Asociación para la Defensa y Recuperación del Nansa y sus afluentes.

A cambiu de traé-l progresu, la empresa apenas generó riqueza pa la zona. Jaz dos años eran 17 los trebajaoris de Saltos del Nansa y los más de los procesos estaban ya automatizáos. Una máquina de jacer dineru que dimpués de seis décadas solu deja nel valli un ríu secu.

 

[Imagen extraída de Diagonal Cantabria]

Territorio: