Revilla condiciona el pacto de Gobierno al Tren de Alta Velocidad

Redacción
| 08.05.2011

tav10-JavGonzalez"El AVE está amarrado hasta Santander”, según ha afirmado Miguel Ángel Revilla, para quien la construcción de la infraestructura ha sido su “caballo de batalla”. Su intervención matiza las declaraciones que hizo en Campoo el pasado martes, donde afirmó que “Reinosa contará con parada del AVE dentro de cuatro años y que vendremos hasta aquí para ir a Madrid en una hora y 58 minutos”, lo que para Iñigo de la Serna significó “reírse” de los santanderinos. La Asamblea contra el TAV de Cantabria lleva señalando desde hace meses que quienes se están riendo de de la población son el conjunto de la clase política, incapaz de explicar el dudoso valor que tiene para los cántabros la construcción de esta infraestructura "costosísima en términos económicos, sociales y ambientales".

 

Según Revilla, el AVE ha sido la “batalla más dura” que ha librado en política, a la que atribuye incluso el costo de “perder cuatro kilos de peso entre mayo y septiembre”. El presidente autonómico ya amenazó anteriormente con la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE si el AVE no llegaba efectivamente a Santander en 2015. En esta ocasión, el candidato regionalista vuelve a condicionar un posible pacto a la construcción de una infraestructura que se ha convertido en el centro del discurso de los principales políticos de Cantabria, sin que se haya argumentado aún su utilidad, tratándose por tanto, en opinión de los ambientalistas, de "un discurso vacío".

Recientemente, la Asamblea contra el TAV de Cantabria ha subrayado la “nula utilidad social” de la construcción de la infraestructura ferroviaria, y ha apostado por el desarrollo de los transportes de cercanías.  Tal y  como ha subrayado el presidente de Renfe, es “absolutamente interesante desde el punto de vista del interés público que existan servicios de cercanías entre las ciudades” mientras que no es “estrictamente necesaria desde el punto de vista del interés público la existencia de servicios de Alta Velocidad”. Desde el Sindicato Ferroviario de Cantabria, perteneciente a la Intersindical Cántabra, se argumenta que con el presupuesto previsto para el TAV, Cantabria podría desarrollar "una de las mejores redes ferroviarias de cercanías de Europa", con la mejora en la calidad de vida por la existencia de un transporte asequible y sostenible, que ello supondría.

Territorio: