Repsol inicia los trámites para el primer pozo de fracking en Cantabria

Diegu S.G. Redacción.
| 29.04.2013

permiso_pozo_luenaLa Asamblea contra la fractura hidráulica en Cantabria ha emitido una nota de prensa donde recuerda que llevan meses repitiéndolo: “nadie construye los cimientos de una casa si no espera terminarla”. Y las empresas que pretenden hacer fracking en territorio cántabro "no hacen más que despejar las dudas, confirmando claramente cuáles son sus intenciones".

El pasado 19 de marzo, Repsol Investigaciones Petrolíferas S.A. solicitó al ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA) la autorización para perforar el primer pozo exploratorio del permiso “Luena”. El sondeo se efectuaría en la zona entre San Pedru y la Vega' Pas. Por supuesto, la técnica empleada sería la fractura hidráulica.

La solicitud, como parece ser costumbre entre las empresas gasistas, no se ha anunciado públicamente, despreciando así a las miles de personas que el pasado 6 de octubre se manifestaron en las calles de Sanander, e ignorando a los más de 40 ayuntamientos de Cantabria que han aprobado mociones en contra de esta peligrosa técnica.

 

Todas las solicitudes son de fracking

La documentación presentada por la empresa lo deja muy claro. La solicitud del pozo Profundo-1 complementa las solicitudes de la “campaña de adquisición sísmica” (finales de 2011) y del “sondeo somero estratigráfico” (28 de febrero de este año).

De hecho, todavía no está claro dónde se perforará. Hay cuatro alternativas posibles y la ubicación final dependerá de los resultados de la campaña sísmica que Repsol prevé realizar entre julio y octubre de este año.

Queda entonces patente que las tres solicitudes son para hacer fracking. Los estudios sísmico y estratigráfico no tienen una finalidad en sí mismos, sino que son el paso previo y necesario a la perforación de los pozos.

Ahora se verá cómo se aplicará la ley

Si por parte del Gobierno autonómico hay una voluntad política clara de parar el fracking, como han declarado en numerosas ocasiones el presidente Ignacio Diego y varios de sus consejeros, entonces tendrán que demostrarlo no permitiendo ningún tipo de trabajo relacionado con la fractura hidráulica.

"Hay que parar los pies a las empresas desde el principio y, si no lo hace el gobierno, será la propia población quien lo haga cuando lleguen los camiones de la sísmica", advierten desde la Plataforma.

 

Enlaces con información de los documentos referentes a la solicitud de este pozo:

Territorio: