La injerencia del Gobierno de España en el consenso antifracking de Cantabria provoca indignación

Diegu S. G.
| 31.01.2014

Después de que el Gobierno de España recurriera por inconstitucional la prohibición del fracking por parte del Gobierno de Cantabria, las reacciones no se han hecho esperar. Por un lado, la injerencia del gobierno central en el autogobierno cántabro ha provocado una profunda indignación entre la población. Por otro, ha aumentado el escepticismo acerca del compromiso y la capacidad del gobierno de Nacho Diego para impedir el fracking por la vía institucional, aumentando los llamamientos a la autoorganización y la movilización para resistir a las máquinas.

La Asamblea contra el Fracking entregará alegaciones y plantará árboles en el terreno del sondeo

Hoy viernes 31 de enero, a las 12 en la Delegación del Gobierno español en Cantabria, la Asamblea contra el fracking entrega las miles de alegaciones que se han recogido en Cantabria contra el sondeo estratigráfico que Repsol pretende realizar en San Martín de Toranzo. Dicho sondeo es otro trabajo previo -como la campaña de sísmica que se anuncia inminente- cuya única finalidad es la fractura hidráulica.

La población cántabra, en esta ocasión a través de alegaciones, ha vuelto a manifestarse clamorosamente en contra de todas las labores que tengan el fracking por finalidad. El destinatario será el Ministerio de Medio Ambiente que, junto con el de Industria, y con todo el Gobierno de España, facilitan el fracking sin atender el clamor de toda Cantabria. El objetivo es, manifiestan, "dejarles claro que su única salida es anular los permisos concedidos y suspender todos los trabajos".

Al día siguiente, el sábado 1 de febrero, a las 11 am, un grupo de vecinos e integrantes de esta Asamblea, representantes de los pueblos y municipios afectados, así como quien se quiera sumar, partirán desde las escuelas de San Martín de Toranzo hacia la finca donde Repsol ha propuesto perforar este sondeo estratigráfico. Allí plantarán árboles autóctonos, "Por nuestra tierra, nuestros montes, nuestro agua, nuestra salud, nuestra economía y nuestro futuro y el de los que vendrán". "Plantamos árboles, plantearemos resistencia", advierten.

CNSV lamenta la suspensión de la ley autonómica y llama a la sociedad cántabra a continuar movilizada

El movimiento Cantabria No Se Vende, a través de un comunicado, ha criticado la suspensión de la ley autonómica contra la voluntad manifiesta de las y los cántabros, a la vez que hace un llamamiento a continuar la movilización "como único método de protección de nuestro territorio y su riqueza natural".

CNSV suscribe el temor de la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria, de que al haberse modificado la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, con una reducción de los plazos para presentar el informe de evaluación ambiental, para la primavera pudiera haber actuaciones de fracking en Valderredible. Como respuesta a esta situación, CNSV anima a participar en las próximas actividades convocadas.

ADIC ha "reprobado" el recurso del Gobierno español

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha reprobado y criticado, de forma contundente, la actuación del Gobierno Central sobre la Ley de Cantabria que regula la prohibición del fracking en nuestra Comunidad Autónoma.

A juicio de ADIC, la presentación de un recurso de inconstitucionalidad sobre una Ley aprobada en el Parlamento de Cantabria de forma unánime , es un "intrusismo" en la "soberanía de la cámara parlamentaria representativa de todos los cántabros".

Entre tanto, y aprovechando la situación de conflicto entre el Gobierno Central y el Gobierno de Cantabria, las empresas gasísticas siguen adelante con la solicitud de permisos para hacer fracking en Vega de Pas, San Pedro del Romeral o Valderredible, además de los pasos previos de los trabajos de sísmica en Besaya, Pas, Pisueña y Miera, el sondeo estratigráfico de San Martín de Toranzo, o los sondeos de Valdeprado del Río.

Desde ADIC se valoran muy positivamente la voluntad y las medidas antifracking del Parlamento de Cantabria, aunque, señalan, "está quedando patente que no son la garantía definitiva a la prohibición total al uso del método de extracción de gas mediante la fractura hidráulica".

En la misma línea, vistos "los últimos acontecimientos", ADIC ha hecho un llamamiento a la movilización social como única manera de que "entre todos", paremos el fracking en Cantabria.

Territorio: