Grupos ecologistas solicitan un plan de gestión del lobo en Cantabria

Diegu S. G.
| 15.01.2014

Los grupos ecologistas cántabros ARCA, Ecologistas en Acción, Fundación Naturaleza y Hombre, Fundación Oso Pardo y Seo/BirdLife han pedido hoy a la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural que se decrete una moratoria en la persecución del Lobo Ibérico en el país, y que se elabore un Plan de gestión de la especie consensuado con los diferentes agentes sociales y económicos –entre ellos, ganaderos, cazadores y organizaciones conservacionistas-, basado en criterios técnicos y que tenga en cuenta el valor de los lobos como elementos reguladores de los ecosistemas cantábricos.

Los grupos firmantes de esta petición consideran "inadmisible" que Cantabria no cuente con un Plan de Gestión de la especie, y se permita abatir un Lobo en cualquier cacería que se celebre. Recuerdan que las comunidades autónomas vecinas cuentan con Planes de Gestión, desde 2002 en el caso de Asturias (recientemente actualizado), e igualmente Castilla y León dispone de un Plan de Conservación y Gestión del Lobo desde el año 2008.

La ausencia de criterios técnicos para manejar la especie, en opinión de los ecologistas, "no puede consentirse por más tiempo", especialmente después de los graves hechos ocurridos en Liébana, que acabaron ilegalmente con una manada entera, compuesta por 5 adultos y 4 cachorros, por disparos de una cuadrilla de caza.

Los grupos ecologistas afirman que es "necesario" y "urgente" alcanzar un escenario que favorezca la coexistencia del lobo con las explotaciones agroganaderas, que garantice un seguimiento científico como base para establecer su gestión, y que pongan en valor al lobo como recurso socioeconómico.

Exigen información sobre la caza ilegal de 9 lobos recientemente en Liébana

Por último solicitan a la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza que se informe del resultado de la investigación abierta por la muerte ilegal de nueve lobos de la misma manada, sucedida en dos cacerías de jabalí celebradas en octubre y diciembre del pasado año en Liébana, y de las medidas adoptadas al respecto.