El Gobierno se ve obligado a frenar el Plan Eólico

Redacción
| 25.04.2011

eolicosEl Gobierno de Cantabria carece de un plan Energético que permita la tramitación de las declaraciones ambientales de los parques eólicos programados, al estar aún en vigor el PLENERCÁN (2006-2011), que sólo contempla una adjudicación de potencia de 300 megavatios, frente a los 1.336 que finalmente se asignaron. La plataforma CORE aplaude la decisión, que considera "una victoria”, al tiempo que exige la dimisión del consejero de industria Juan José Sota, además del reconocimiento, por parte del Gobierno cántabro, de la equivocación en la tramitación del Plan Eólico.

El nuevo Plan Energético, que ya está redactado y definirá el desarrollo de las energías renovables en Cantabria hasta 2020, se someterá a votación tras las elecciones del 22 de mayo. La Dirección General de Servicios Jurídicos, ya había denegado a la empresa “Eólica de Innovación y Energía” la evaluación ambiental del parque eólico 'CAPECAN' dada la normativa europea que obliga a someter primero a evaluación el Plan Energético en su conjunto y necesariamente después los proyectos individuales. Por lo tanto, es necesario evaluar primero el nuevo Plan Energético para poder evaluar cada uno de los proyectos individualmente.

Por otra parte, las dieciséis empresas adjudicatarias insisten en la necesidad de “ganar tiempo”, ya que “existe un cupo de potencia eólica limitado" a nivel estatal. Para los adjudicatarios, es necesario que el nuevo PLENERCÁN, “esperado por todos, vea la luz cuanto antes”. Pese a que no pueden obtener autorización para los parques hasta que no se haya aprobado el nuevo plan, los empresarios confía en que «sí se pudiera ir realizando la tramitación habitual de todos ellos, a expensas de la autorización definitiva de lo que disponga el futuro plan”, no sólo en los parques que se adaptan al Plan vigente.

Como han denunciado ya fuentes ecologistas, existen serias dudas en torno al Plan Eólico sobre los criterios que empleados para la adjudicación de los proyectos. El concurso para dicha adjudicación generó una polémica que ha trascendido más allá de los intereses de los tres partidos mayoritarios. Un punto más a sumar a la controversia existente desde que ARCA denunciara los “daños irreparables” que iba a suponer el desarrollo eólico tal y como ha sido planteado por las instituciones autonómicas y exigiera la “suspensión cautelar” del concurso eólico, algo que  sin embargo rechazó el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

{youtubejw}uAK2IlTUw58{/youtubejw}

Territorio: