El Gobierno de España autoriza estudios sísmicos en el Valle del Pas

María Rado
| 13.01.2014

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente publicó el pasado día 30 de diciembre en el BOE una resolución sobre la evaluación del impacto ambiental del proyecto Campaña de adquisición sísmica 2D en relación al permiso Luena, en el sur de Cantabria y norte de la actual provincia de Burgos, en la que se señala que “no son previsibles impactos negativos relevantes tras la ejecución de las actuaciones proyectadas”.

Los estudios sísmicos aprobados y de los que se encargará Repsol Proyectos Petrolíferos S.A (Ripsa) tienen como objetivo dibujar un perfil del subsuelo y localizar las zonas en las que se encuentra el gas pizarra para su posterior extracción a través del fracking. La técnica utilizada es la aplicación de vibraciones en el suelo a través de las planchas metálicas adosadas a unos camiones especiales, similares a los tractores, para que se puedan desplazar sin problemas por los caminos y pistas forestales. Estas planchas golpean el suelo provocando una vibración que recogen los cables con geófonos previamente extendidos por el terreno. Otra forma de llevar a cabo el estudio sísmico es con la colocación de explosivos Goma 2 ECO en aquellos terrenos a los que no puedan acceder los camiones vibradores.

Pese a la ley que prohíbe el uso del fracking aprobada por el Parlamento de Cantabria el pasado mes de abril, el Gobierno español sigue avanzando en su propósito de agujerear el suelo cántabro aunque carezca de las competencias que se lo permitan. Sin embargo, este anuncio no ha inquietado al Ejecutivo autonómico. Así lo ha demostrado el Consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, quien ha declarado a El Diario Montañés que “ya contaban con esto” y que “con la Ley del Suelo en la mano la Comisión Regional de Urbanismo (Crotu) no autorizará el uso de suelo rústico para la técnica del fracking en Cantabria, porque está prohibida por ley”.

De la misma manera, la resolución aprobada en el BOE no ha cogido por sorpresa a la Plataforma contra el Fracking, que declaraba al mismo diario que la aprobación de los estudios sísmicos no es más que el ”refrendo” del Gobierno Central “saltándose a la torera la ley cántabra que la prohíbe y la voluntad de los casi 50 ayuntamientos que se han pronunciado ya en contra”.

El permiso Bigüenzo se adentra en Valderredible

Por su parte, Campoo también se ve amenazada por la fractura hidráulica mientras el presidente de la región permanece impasible. La Dirección General de Evaluación de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha puesto en marcha el periodo de consulta correspondiente a los sondeos relativos al permiso Bigüenzo.

Estos sondeos consistirían en proporcionar a los afectados información sobre el proyecto y recoger sus alegaciones para hacérselas llegar al promotor (Gas Fenosa).