La estación de esquí de San Glorio avanza sin remedio

J. L. R. (Diagonal Cantabria)
| 23.04.2011

sangloriuLas Cortes de Castilla y León aprobaron la 'ley de las Directrices de Ordenación de Ámbito Subregional de la Montaña Cantábrica Central'. Las asociaciones que rechazan la estación de esquí denunciarán la normativa ante los tribunales.

La aprobación de esta norma, con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios de la Cámara –populares, socialistas y grupo mixto– abre el camino para la construcción de la estación de esquí de San Glorio.

Para Javier García Escudero, portavoz de la Plataforma en Defensa de San Glorio (PDSG), el proyecto de la futura estación de esquí “es un disparate económico y un despropósito ambiental”. En su opinión, el Gobierno Regional se ha limitado a “cambiar unas leyes y articular otras en pro de unos intereses particulares y no de los generales”.

A juicio del colectivo, esta ley es “una nueva vulneración de la seguridad jurídica e indefensión de la sociedad” por parte de la Junta de Castilla y León. Para la Junta de Castilla y León, la Ley de las Directrices de Ordenación de la Montaña Cantábrica Central, pretende la búsqueda de una reactivación económica y de creación de empleo en la Montaña Cantábrica Central, área en la que está prevista la construcción de este proyecto, frenado por numerosos fallos judiciales.
Intereses privados

A juicio de la plataforma en contra de la estación, se trata de una nueva ley “vacía de contenido” que facilitará la construcción de una macroestación de esquí en espacios protegidos del norte de Palencia y León. Entienden que “por segunda vez, la Junta blinda por ley una iniciativa privada para que a la ciudadanía le sea imposible presentar desacuerdo por vía jurídica; y lo peor es que anuncian una tercera ley para culminar esta atrocidad”.

La Plataforma en Defensa de San Glorio cuestiona una vez más la rentabilidad de las estaciones de esquí en la Cordillera Cantábrica, al considerar que se mantienen “a base de traspasar fondos del erario público”. Asimismo, recuerda que las características geoclimáticas de la zona hacen que la nueva estación no sea rentable, y ponen como ejemplo este invierno en el que los kilómetros esquiables en el mes de enero apenas llegaron a los diez en algunas estaciones como Alto Campoo, en Cantabria, o Fuentes de Invierno, en Asturias. Además, el colectivo denunció que el Gobierno autonómico “se dedica a articular leyes, no con la intención de proteger el bien común, sino de favorecer intereses económicos particulares con nombres y apellidos”. Por ello, indicaron que, de llevarse a cabo el proyecto, serán las administraciones las que tendrán que hacerse cargo de las obras de infraestructuras y accesos, valoradas en más de 20 millones de euros “que pagaremos todos”. Según la plataforma, “no hay justificación económica, ni social ni medioambiental para arropar este dislate”.

Impactos críticos

Para José Luis García Lorenzo, miembro de la Fundación Oso Pardo “la construcción de la estación de San Glorio es absolutamente incompatible con la conservación de los valores naturales de ese territorio”.

Las alternativas

Cuatro organizaciones conservacionistas (SEO/BirdLife, WWF-Adena, Fundación Oso Pardo y la Asociación para el Estudio y Defensa de la Montaña Oriental Leonesa) se han unido con el fin de presentar propuestas para el desarrollo socioeconómico en el entorno de San Glorio.

La propuesta de estos grupos se basa en cuatro puntos: puesta en marcha de un centro de interpretación de los cinco grandes ungulados y sus depredadores presentes en el territorio (Centro Temático Artios); construcción de un spa-centro termolúdico, apoyado en el aprovechamiento del agua como elemento de bienestar; la adecuación de un humedal en la cola del embalse de Riaño, y el impulso del Parque Natural como instrumento de desarrollo sostenible. Para José Luis García Lorenzo “proyectos bien dimensionados y que se apoyen en los recursos endógenos, como los que hemos presentado, son los que pueden tener futuro en el entorno de San Glorio, y no megaproyectos insostenibles y de dudosa rentabilidad”.

Recurso ante los tribunales

La Plataforma para la Defensa de San Glorio ha anunciado que acudirá a los tribunales europeos por incumplimiento de la normativa de la Red Natura 2000. Así mismo apelará al Tribunal Supremo por no haberse acatado las tres sentencias que han anulado el cambio de normativa que intentó la Junta durante el mandato de Carlos Fernández Carriedo, consejero de Medio Ambiente.

“Sabemos que la acción conjunta de la ciudadanía puede detener estas monstruosas decisiones y desde la Plataforma en Defensa de San Glorio animamos a la sociedad española en general a luchar contra esta nueva cacicada política que no tiene más que una visión, la de imponer sus proyectos inviables a golpe de ley, despreciando toda lógica y sentido común”, reiteraron desde la Plataforma.

 

Extraído de Diagonal Cantabria.