Las especies invasoras, principal problema de los ríos cántabros

Daniel L.
| 29.01.2014

El Proyecto Ríos es una iniciativa de voluntariado organizada por la asociación Cambera que lleva realizándose desde el año 2008. Trata de acercar los ecosistemas fluviales a todas las personas interesadas en conocerlos, valorarlos y colaborar en su conservación. Cuenta así mismo con la colaboración del CIMA (Centro de investigación del medio ambiente) un organismo dependiente del Gobierno de Cantabria.

Anualmente la asociación presenta un informe en el que evalúa el estado de los ríos de Cantabria. Según sus principales conclusiones, solo un 40% de los ríos de Cantabria se encuentra en un estado ecológico bueno o muy bueno. El informe advierte de que la directiva europea DMA (Directiva Marco del agua) exige que para el año 2015 la totalidad de los ríos de Cantabria alcance un buen nivel de calidad ecológico y químico. 

El pasado martes 28 de enero el coordinador del Proyecto Ríos, Sergio Tejón, presentó el informe correspondiente al pasado año 2013 acompañado de Javier Fernández, consejero de Medio Ambiente y Leandro Morante, director del CIMA.

Para elaborar este informe se han realizado varias inspecciones en diferentes ríos de Cantabria. Esta inspección la han llevado a cabo más de 600 voluntarios que realizan un muestreo recopilando información acerca de la calidad del agua, las características del bosque de ribera, el estado de los márgenes del río y la biodiversidad que aparece. Se han muestreado104 tramos de unos 500 metros cada uno y se han realizado dos inspecciones por tramo, una en primavera y otra en otoño. 

Los tramos con bosques de ribera en estado óptimo se sitúan entre el 43% en primavera y el 51% en otoño. Se encuentran principalmente en los cursos altos de los ríos Deva, Pas, Pisueña, Miera y Asón. 

Las especies invasoras, un problema de primer orden. 

Según el coordinador del Proyecto Ríos, Sergio Tejón, la flora exótica invasora es el principal problema de los ríos de Cantabria, pues estas especies aparecen en el 62% de los tramos que se han analizado. Los ríos más afectados por la presencia de plantas exóticas invasoras son Besaya, Saja, Pas, Miera y Asón, mientras que están prácticamente ausentes de las cuencas de los ríos Deva y Ebro. 

Dentro de las especies invasoras encontramos una gran variedad, inventariándose hasta 20 especies diferentes de entra las que destaca el plumero de la pampa, sin duda la planta alóctona que tiene mayor presencia, o el bambú japonés y el eucalipto. El estudio ha permitido además constatar la presencia de fauna exótica como el cangrejo americano en los ríos Besaya y Miera, o incluso el galápago de florida en el río Pas.